Coches con cabeza

febrero 27, 2014

Ford ha presentado en el Mobile World Congress de Barcelona un coche autónomo que servirá para investigar las tecnologías necesarias para que, en un futuro, el ‘cerebro’ del vehículo decida rutas e interprete el entorno físico por sí mismo.

Podría parecer ciencia ficción, pero es toda una realidad. Ford ha presentado este lunes en el Mobile World Congress de Barcelona un prototipo de coche autónomo, o lo que es lo mismo: un vehículo capaz de desplazarse sin que tú intervengas. Este vehículo ha sido creado exclusivamente para la investigación y será el encargado de realizar las pruebas de las tecnologías más avanzadas que un futuro no tan lejano podrían permitir a los automóviles desplazarse con total autonomía.

¿Qué innovaciones técnicas hacen falta en la próxima generación de vehículos ‘inteligentes’? ¿Hasta dónde llegan los límites de conducción autónoma? ¿Cuáles serán las interfaces hombre-máquina que deban desarrollarse para fabricar el coche del futuro? Todos estos interrogantes (y muchos más) serán resueltos por este prototipo, que tiene mucho trabajo por delante. Es capaz de escanear su área próxima 360 grados y con un radio de 70 metros, y de realizar 2,5 millones de mediciones por segundo para determinar distancias con objetos, vehículos, ciclistas y peatones. A través de sensores, el ‘cerebro’ del vehículo se activa y decide el rumbo más adecuado, elige rutas y hasta interpreta el entorno físico. Este ‘laboratorio’ sobre ruedas nos asoma hoy a la generación de coches del mañana.