¡Comprobado! Un deportivo Ford te hace más feliz que el fútbol o tu serie favorita

marzo 26, 2018

Ford realizó un estudio en el que valoró los ‘subidones’ que sentimos en diferentes actividades como subir en una montaña rusa, besar a nuestra pareja, ver un partido de fútbol o conducir un deportivo. ¡No vas a dar crédito a los resultados!

Si has visto un Focus RS con infinidad de luces parpadeantes, no te alarmes, es el Buzzcar o ‘coche subidón’, un vehículo desarrollado con tecnología weareable e inteligencia artificial capaz de reflejar en el exterior del coche, en tiempo real, las emociones del conductor disfrutando a tope de la conducción de un vehículo de altas prestaciones, a través de las 200.000 luces LED que incorpora. Para dar forma a este Buzzcar, que estuvo recientemente de visita en España, Ford trabajó con Designworks.

 

Con el prototipo creado, Ford se puso manos a la obra y llevó a cabo su estudio. La compañía es consciente de que conducir va más allá de llevarte del punto A al punto B, por eso decidió comparar la emoción de conducir con otras actividades emocionantes. Este estudio midió los ‘subidones’, o buzz moments (emociones imprescindibles en el bienestar emocional general de las personas) de los participantes en distintas situaciones: besar con pasión a su pareja, montar en una montaña rusa, salir de compras, animar a su equipo de fútbol, ver un episodio especialmente emocionante de Juego de Tronos, bailar en una clase de salsa… Entre todas ellas, solamente los subidones puntuales ocasionados por montar en una montaña rusa superaron la emoción diaria de recorrer los desplazamientos diarios en un deportivo.

Buzzcar Ford RS

Ante estos resultados, Harry Witchel, líder de Disciplina Fisiológica, afirmó que “este estudio muestra cómo ponerse al volante de un modelo performance hace mucho más que llevarte de un lugar hasta otro. Puede ser un componente valioso de tus rutinas diarias de bienestar. Una montaña rusa puede ofrecerte emociones fuertes de manera fugaz, pero no sirve para llevarte al trabajo todos los días”.

Del estudio se concluyó que aquellos voluntarios que condujeron un Focus ST, Focus RS o un Mustang gozaron de una media de 2.1 “subidones” de gran intensidad en un recorrido diario habitual, frente a la media de 3 ‘momentos buzz’ al montarse en una montaña rusa, 1.7 al ir de compras, 1.5 animando a su equipo de fútbol o viendo un capítulo de Juego de Tronos, y ninguno besándose apasionadamente, bailando salsa o cenando en un restaurante.

El futuro de los vehículos inteligentes: reconocer los estados del conductor

En el Centro de Investigación e Innovación de Ford, en Aachen, Alemania, los investigadores están volcados en una fórmula para que los vehículos puedan entender y responder de una manera óptima a las emociones del conductor. Dentro del proyecto ADAS&ME que financia la Unión Europea, los investigadores de Ford están estudiando cómo los sistemas in-car pueden ser capaces de reconocer nuestros niveles de estrés, nuestras emociones, el nivel de fatiga o distracción, para poder enviar avisos e, incluso, tomar el control del vehículo en determinadas situaciones de riesgo.

El doctor Marcel Mathissen, investigador de Ford Europa, afirma que “conducir debería ser una experiencia disfrutable y emocional. El estudio sobre el estado del conductor que están realizando Ford y sus partners nos ayuda a hace posibles carreteras más seguras y una conducción más saludable”.