Consejos Ford para padres conductores

marzo 22, 2016

Te presentamos un manual para padres conductores primerizos, con consejos, manuales, ideas y ayudas para el día a día en coches con niños. Todo lo necesario para solucionar problemas y divertirse de viaje con los peques.

Ford se lo pone fácil a los padres de hoy en día: con un poco de ingenio podemos lograr que el coche sea algo más que una herramienta de transporte, que nos ofrezca una experiencia de conducción agradable y un rato entretenido para los pequeños. Al final todos quedamos contentos: los peques van a gusto con sus cacharritos y tú y tu pareja podéis disfrutar de un espacio sin estrés. ¡Más de una vez te sorprenderás pensando que si la carretera se alarga cien kilómetros más tampoco pasa nada!

Aprovecha el espacio

Más allá de cuestiones mecánicas y de seguridad, cuando uno es padre lo primero que busca en un coche es que le simplifique la vida: bastante tienes con lo tuyo como para que no te quepa el carrito o no encuentres sillitas compatibles. La gama de modelos familiares de Ford es sencillamente perfecta por muchas razones; la primera es el espacio. Pronto comprobarás que, además de la excelente experiencia de conducción que ofrecen, la cantidad de espacio interior y el gran maletero son los mejores amigos de un padre primerizo en su B-MAX, C-MAX, S-MAX o Galaxy.

Un bebé viaja con más parafernalia que un sultán: el carrito, el bolso con pañales, biberones y demás utensilios, un par de mudas de ropa, mantas, una maleta llena de “por-si-acasos”… No hay ningún otro ser vivo en el universo que ocupe tanto siendo tan pequeño. Súmale a eso tu propio equipaje, el de tu pareja y tus mascotas (si las tienes) y entenderás enseguida que todo espacio es poco.

GrandC-MAXrearseating_02

Pero el interior de tu Ford puede ser útil para más que guardar equipaje. Para empezar, puedes plegar el asiento intermedio de la parte trasera para convertirlo en una mesa improvisada, una superficie plana en la que poder preparar un biberón, extender un cambiador o colocar un tablero de algún juego magnético para niños. Otra opción es aprovechar el espacio para colocar un organizador de asiento en el que dejarle al niño o niña ordenados y a mano sus juguetes, libros, la merienda… O para que tú y tu pareja guardéis a mano pañales, biberones y demás para no tener que andar abriendo la maleta en un viaje largo. Si pliegas todos los asientos tendrás un espacio plano muy amplio en el que puedes colocar la alfombra de juegos del bebé, cambiarlo de ropa con total comodidad, dejar a los niños a la sombra con algún juego de mesa… Incluso estirar un colchón hinchable para echar una siesta en las paradas de un viaje largo.

Un pequeño detalle a la hora de elegir el modelo en el que quizá no hayas caído: la puerta de apertura lateral hace que sea mucho más cómodo colocar y asegurar al bebé en su silla en espacios de aparcamiento estrechos. No podemos ni contar las veces que hemos dado gracias por las puertas laterales de un Grand C-MAX. Además, los Ford tienen enganches Isofix, el estándar de agarre para las sillas de niño más seguras del mercado. La diferencia entre ir en una silla amarrada sólo por el cinturón de seguridad y otra con Isofix es más o menos la misma que entre ir en un columpio y en un tanque. Uno no entiende la paz de espíritu que da una silla bien agarrada hasta que hace el camino del hospital a casa por primera vez con su hijo o hija recién nacida.

FordC-MAX_2015_022

El coche, esa terapia del sueño

Todos conocemos a alguien que, desesperado ante un llanto inconsolable, se ha puesto a conducir dando vueltas a la manzana con la criatura en su sillita para dormirla (o simplemente para disfrutar unos segundos de glorioso silencio). Sea como último recurso en una crisis, conduciendo cerca de su hora de comer, en el camino de vuelta a casa tras una rabieta o simplemente porque estás de viaje, que el ronroneo del motor adormile a los niños es una auténtica bendición. Si vas por autovía, el control de velocidad de crucero es ideal para evitar acelerones que desaten un nuevo infierno de llantos. Dale al botón para mantener la velocidad que te interese y disfruta del maravilloso silencio.

Nuestro siguiente consejo nace de la propia experiencia personal: mientras el niño o niña está cogiendo el sueño, no es mala idea desconectar unos minutos el Auto Start-Stop, el sistema que apaga el motor EcoBoost al detener la marcha unos segundos. Imagina la escena: “tu bebé enrabietado ha parado de llorar en cuanto has arrancado tu Ford. Vas tan a gusto a lo tuyo canturreando con un disco de Queen, el semáforo se pone en rojo y, cuando te quieres dar cuenta, está de nuevo llorando desconsolado porque, claro, ha dejado de notar el masajillo del motor y se ha acordado de que en realidad estaba de mal humor antes de que el coche le durmiera a traición“. Estás avisado, salvo que a tu pareja se le dé muy bien imitar un motor con la boca haciendo “bruuuum bruuum”, ¡espera a que el bebé se duerma del todo para apagar el motor!

Ford2015_C-MAX_Kids_Cologne_078

Sácale partido al USB

Los puertos USB de tu Ford se van a convertir en tus mejores amigos cuando cojas carretera. El sistema Ford SYNC es fantástico para usar el teléfono en manos libres y manejarlo mediante control por voz, pero si lo usas para reproducir la música de tu biblioteca de MP3 te puedes quedar sin batería en mitad del viaje. Es mejor conectar el móvil al puerto USB: puedes escuchar música exactamente igual y además te carga la batería.

El único problema es que, en cualquiera de los dos casos, si recibes una llamada la música se interrumpirá; nada mejor para poner de mala uva a un bebé que despertarlo cuando está cogiendo el sueño con ese tono de llamada tan gracioso que te mandó tu cuñado. La solución es tan simple como rescatar del cajón el viejo reproductor de MP3 que tienes muerto de risa (o comprar uno, que están bien baratos). Manténlo siempre conectado y estarás a sólo un botón de ponerle a la criaturita esa balada rock que tú aseguras, para consternación de tu pareja, que en realidad sí que le ayuda a dormir. Un pequeño truco: mete toda la música para el bebé en una carpeta aparte con un nombre corto e inconfundible, de modo que puedas reproducirla rápidamente con el control de voz sin tener que parar el viaje para navegar por el menú a mano. Otra opción es tirar de servicios de música en streaming como Spotify, que para algo llevamos Internet en el móvil; hay innumerables listas de reproducción de música para bebés, bandas sonoras de Disney y otros hits infantiles.

Pero si el uso del puerto frontal de USB es bastante obvio, ése que hay en el maletero igual ni lo has mirado desde que recogiste el coche en el concesionario. Craso error, porque ese puerto es gloria bendita para que no se te quede sin batería el tablet que vas a poner en el cabecero del asiento al que está mirando tu bebé. Y créeme, lo acabarás poniendo: nada como unos dibujos animados para mantener distraído a un niño que no se duerme con el runrún del viaje. Hay unos soportes estupendos por menos de 20 € para colgar el tablet del reposacabezas con seguridad sin miedo a que se le caiga encima.

FordGalaxy_2rdRowFold-outTable

Disponer de un puerto USB de carga en el maletero te evita uno de los problemas de los tablets: el escaso aguante de la batería cuando estamos dándole caña. Con un cable de carga largo, que puedes comprar por menos de 10 €, te asegurarás que no se le apague su serie de dibujos favorita en mitad del viaje (y te ahorrarás el consiguiente berrinche). También puedes usar tanto el Bluetooth como el propio USB para que los altavoces del coche reproduzcan el sonido del tablet cuando tu hijo o hija te pida que le hagas los coros a Frozen (no hace falta que te pongas digno: todos lo hacemos. Y hasta poniendo voces).

¿Y qué le ponemos al tablet para distraer a la criatura? Afortunadamente, hay innumerables apps y contenidos adaptados para cualquier edad. Para empezar, puedes descargar las aplicaciones de sus canales de televisión favoritos: para bebés, BabyTV es la absoluta campeona; el app de RTVE Clan es estupenda para niños algo mayores, y no sólo ofrece los contenidos del canal sino también dibujos para colorear. Para críos de más de 7 años, el app de Nickelodeon incluye series, cortometrajes y minijuegos de sus personajes más populares.

No olvides que un puerto USB no sólo sirve para cargar un tablet: hay otros muchos dispositivos que puedes enchufar en ellos (o en el mechero del coche) y que te pueden salvar el día. Un calienta-biberones o un simple calentador de agua, por ejemplo, son utilísimos para un viaje largo: olvídate de conducir con miedo a que le dé hambre en mitad de la nada. No te preocupes por la batería: para evitar sustos, los puertos USB no cargan cuando el coche está apagado.

Familia

…y sobre todo, disfruta del viaje

Con tu Ford y todos estos consejos e ideas ya estás preparado para lanzarte a la carretera sabiendo que toda la familia va a disfrutar del viaje, incluyendo ese enano impertinente al que, pese a todo, quieres con locura. Pero no te dejes fuera lo más importante: las ganas de pasarlo bien conduciendo, de escuchar tu música favorita, de discutir en broma con el GPS, de parar a tomar un café en ese bar con unas vistas fantásticas, de cruzar una mirada con tu hijo por el espejo retrovisor.

¡El camino es tan importante como la meta!