De profesión: médico de Robots

noviembre 18, 2013

Gerd Zech trabaja como mecánico de robots en la planta de Ford en Colonia, Alemania, y se considera “artesano de corazón”. En su tiempo libre pone a punto la casa y sus coches, y confiesa sin tapujos que sus robots preferidos son R2-D2 y C-3PO, de la saga Star Wars. Sin duda, Gerd sabe de robots. Le entrevistamos.

¿Cuándo te empezaste a interesar por la mecánica?

De pequeño siempre me interesó cómo funcionaban las cosas, en lo referente a procesos mecánicos y eléctricos. Empecé reparando bicicletas y luego pasé a hacer lo propio con motos.

Si pudieses construir un robot que hiciese cualquier cosa, ¿Qué haría?

Uno que hiciese las tareas del hogar para poder dedicar el tiempo a la familia y mis hobbies, o cualquier robot que eche una mano.

¿Cómo es un día típico en el “Hospital de Robots” de Ford?

Un día normal comienza con análisis de errores. Se desmontan los robots, se limpian y se calibran. Después los volvemos a montar. En caso de emergencia, como cuando se para una línea de montaje por un robot defectuoso, nos ponemos todos en marcha. Entonces somos “el servicio de urgencias de producción”.

¿Cómo ayudan los robots a mejorar la calidad de los vehículos Ford?

La clave es la calidad. Los robots trabajan con mucha más precisión que los humanos, especialmente en soldadura, ensamblaje y calibrado. Por ejemplo, para una colocación exacta de las puertas, utilizamos robots con sensores láser.

¿Que porcentaje del nuevo Fiesta es ensamblado por robots?

El 80 por ciento del ensamblaje y de la pintura lo realizan robots. En montaje final y control de calidad, los robots hacen un 20 por ciento del trabajo. En conjunto, entre el 50 y 60 por ciento del montaje del nuevo Fiesta lo realizan robots.

¿Qué novedades hay en el mundo robótico de Ford?

Utilizamos un robot con ojo de célula fotoeléctrica para realizar controles de calidad detallados. Y estamos haciendo pruebas con un robot ultrasónico que es capaz de probar la calidad de los puntos de soldadura en el interior del material.

¿Dominarán los robots el mundo?

No, los humanos queremos el control. Los robots de la moderna planta Ford en Colonia (Alemania) trabajan 24 horas al día, 7 días a la semana, y a veces se ponen enfermos. Cuando eso ocurre, médicos de robots como Gerd Zech les ayudan a recuperarse.

Temas: Inside Ford
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail