Diversión asegurada en el Nuevo Focus RS

octubre 2, 2017

La conducción de altas prestaciones se acerca más a los usuarios gracias a Ford y al nuevo pack opcional para el Focus RS desarrollado por el equipo Ford Performance.

Leo Roeks, el nuevo director del equipo Ford Performance, ha decidido mejorar todavía más la revolucionaria gama Performance de Ford y lanzar un pack opcional para el Ford Focus RS que incluye una estética más cuidada, unas prestaciones que garantizan una todavía mejor experiencia de conducción, y una nueva configuración que facilita la conducción de los usuarios en su día a día.

Seguridad y diversión van de la mano con RS

Los ingenieros del equipo Ford Performance han trabajado para poder sacar el máximo partido al motor EcoBoost de 350 CV y, junto con el autoblocante Quaife en el eje delantero, se ha mejorado la distribución de la tracción en las ruedas para equilibrarlas cuando el usuario acelera con precisión o realiza un giro. Esto favorecerá la estabilidad del turismo y su movilidad.

El LSD mecánico limita el par del motor enviado a una rueda que ha reducido la tracción en la superficie de la carretera y redistribuye el par a la rueda con más tracción para contrarrestar el giro de la rueda que pueden obstaculizar la aceleración y la estabilidad. Al controlar el par enviado a cada rueda delantera, el autoblocante Quaife permite a los conductores sacar el máximo partido de la potencia del motor en situaciones de conducción de altas prestaciones, y se integra de manera fluida con tecnologías de conducción del Focus RS equipadas de serie, incluyendo: Tracción Total Ford PerformancePar Dinámico Vectorial, y Control de Par Vectorial (TVC).

Por otro lado, el equipo de Ford no ha olvidado incluir un acabado único que combina los colores azul nitroso y negro mate en diferentes partes del vehículo como los retrovisores, el techo o los asientos Recaro bitono.

Con este tipo de iniciativas, la alta conducción y las prestaciones de los vehículos de competición consiguen llegar a nuestra vida cotidiana con total seguridad y, por supuesto, plena diversión.