El Ford Focus RS y el Team Sky compiten en el Tour de Francia 2017

Julio 17, 2017

Los vehículos de apoyo a los ciclistas durante las carreras son muy importantes, son la clave para una correcta comunicación y apoyo entre los directores de equipo y los deportistas.

En el mundo del ciclismo no todo son bicicletas y, de hecho, en pista es casi tan importante la habilidad del corredor como los vehículos de apoyo que velan por ellos, cargando material extra, comida, bebidas, y todo lo que puedan necesitar durante las etapas. Ford ha ampliado por dos años más su colaboración con el equipo Team Sky, del que es proveedor exclusivo durante las carreras. Desde 2016, los coches de Ford han recorrido más de 40.000 kilómetros protegiendo y ayudando a Team Sky, que ya suma 51 victorias a sus ruedas.

Para celebrar la ampliación de la colaboración con el equipo ciclista Team Sky hasta 2019, Ford ha desarrollado una versión del Focus RS con pack especial para el Tour de Francia 2017, que comenzó el pasado día 1 de julio en Düsseldorf (Alemania). Esta versión, de color blanco como los maillots del equipo para el Tour, cuenta con elementos como diferencial autoblocante, portabicicletas  y puede soportar hasta 350 kg de peso adicional. Los asientos Recaro, especialmente diseñados para el Team Sky, permiten al conductor y al equipo de apoyo una mayor libertad para moverse dentro del coche y asomarse por la ventana con seguridad a altas velocidades, así como también entrar y salir del coche más rápidamente en carrera.

Este vehículo sirve al convoy ciclista como explorador del terreno y muchas veces este es complicado, con condiciones de carretera y meteorológicas cambiantes. El Focus RS tiene que ser conducido por un director deportivo entrenado específicamente, cuyas responsabilidades pueden marcar la diferencia en las etapas ciclistas. El rendimiento del Focus RS será clave para seguir a los ciclistas, que alcanzan velocidades de hasta 70 km/h  conforme recorren el trazado contrarreloj de 14 kilómetros.

Objetivo Tour de Francia 2017

En el caso del Tour de Francia 2017, Servais Knaven es uno de los seis directores deportivos del Team Sky y se encarga de supervisar las tácticas que su equipo llevará a cabo, comunicarse con ellos y ayudarles si en un momento dado tuvieran dificultades. Knaven es ciclista profesional y fue el ganador en 2001 de Paris Roubaix.

Antes de que comenzara el Tour de Francia, Knaven fue entrenado por el equipo de Ford Performance en la pista de pruebas de Lommel de Bélgica, para que pudiera hacer frente a la alta conducción del Focus RS sin problemas, incluyendo maniobras como acelerar en curvas, salirse del grupo y adelantar varios vehículos, y retomar el control del coche a alta velocidad sin riesgo.

“El Focus RS es un coche sorprendente, con una aceleración increíble. Cuando un corredor sufre un pinchazo, podemos movilizar rápidamente el convoy y ayudarle a volver a la carretera. Es una gran ventaja”, dijo Knaven.

Un médico y un mecánico de bicicletas también irán en el Focus RS. El mecánico es capaz de cambiar rápidamente una rueda y hacer reparaciones, incluso en movimiento.

El Tour de Francia es una carrera ciclista complicada, donde la resistencia es clave para los corredores. No pueden perder las fuerzas y por eso los vehículos de apoyo son tan importantes. El Team Sky puede continuar tranquilo, porque el Focus RS vela por ellos para que todo vaya sobre ruedas.
ford_focus