El regalo perfecto para un niño: su primer Ford Mustang

diciembre 1, 2016

Es el sueño de los mayores y ahora también de los más pequeños: ¡Todo el mundo quiere un Mustang! Muchos adultos ya lo tienen, por algo es el deportivo más vendido del año en España, y ahora los niños se quedan ojipláticos cuando se enteran de la posibilidad de adueñarse de un Mustang a su medida.

“Mamá, papá: quiero un Ford Mustang”. Tranquilos, el niño no se ha hecho mayor, simplemente tiene un gusto exquisito y se ha enterado del regalo perfecto de estas navidades. Ford y Fisher Price colaboraron para desarrollar el nuevo Mustang Power Drive Wheels, una réplica muy real del verdadero Ford Mustang.

La marca fabricante de juguetes se basó en los datos reales de diseño de Ford y el resultado fue un modelo, de tamaño solo para niños, que resalta el espíritu, estilo y características de alta tecnología del verdadero Mustang GT V8 que podrían conducir sus padres. El pequeño Mustang está disponible en color azul o rosa y lleno de sistemas de seguridad para una mayor tranquilidad de los padres, como el sistema automático de apagado de motor cuando detecta ángulos peligrosos, o el control de velocidad digital que permite a los padres establecer una velocidad máxima.

El sistema Smart Drive hace posible que este Power Wheels tenga un increíble y logrado parecido al de tamaño real:

  • Control de tracción: el sistema puede monitorizar el deslizamiento de las ruedas y que sea capaz de mantenerse en movimiento sobre hierba húmeda o terrenos bacheados.
  • Monitoreo de la estabilidad: un sensor de inclinación detecta cuando el automóvil está alcanzando ángulos peligrosos, de esta manera apaga el motor y se evitan vuelcos.
  • Control de velocidad digital y control de batería: Una interfaz de tacto LED retroiluminada permite a los padres controlar fácilmente la velocidad máxima, de 1 mph a 5 mph, y verificar el nivel de carga de la batería
  • Arranque y parada lentos: En lugar del típico sistema de encendido / apagado, el motor puede acelerar y bajar la velocidad, para arrancar lentamente y frenar de forma rápida en distancias cortas de frenado.

Pero quizá, lo más llamativo del coche es el sistema de sonido incorporado: su motor ruge como un auténtico Mustang al aumentar y reducir la velocidad del vehículo, ya que se ha grabado el sonido de un Mustang real. Además, una toma de entrada auxiliar permite que los niños reproduzcan su propia música en el altavoz más grande instalado en un juguete Fisher Price. Smart Drive Mustang se ha mostrado en el Salón Internacional del Automóvil de Los Ángeles y en diciembre estará disponible para su comercialización en el mercado americano.

ford_mustuang_730x188-05