El regreso de la saga RS, sueños sobre ruedas

julio 29, 2016

RS son las siglas de Rallye Sport, y no podrían ser más acertadas. Hasta ahora, 22 modelos de Ford han llevado este gen en su ADN. El último en llegar: el poderoso Ford Focus RS de 2016. Te vamos a explicar por qué es la cúspide de esta saga.

Podríamos hablarte de unas cifras para caerse de espaldas, nunca vistas en un coche de este tamaño: tracción integral, 350 CV y 470 Nm de par y una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 4,7 segundos. Pero mejor te contamos las sensaciones que transmite al volante el nuevo Ford Focus RS. Porque este es un deportivo, ante todo, de sensaciones puras, en circuito y fuera de él.

Al volante, el motor de 2,3 litros y cuatro cilindros responde con un rugido espectacular, y el empuje cuando pisas el acelerador es brutal. ¿Lo mejor? Ya sea en carretera o en circuito, gracias a su avanzada tecnología es muy fácil de llevar, con mucho margen de seguridad.

Se puede seleccionar cuatro modos de conducción: Normal, Sport, Track y Drift. Si eliges el último, se abre ante ti un mundo de diversión desconocido hasta ahora. El nuevo Ford Focus RS equipa tracción integral, pero con un avanzado sistema que te permite deslizar las ruedas de detrás como si fueras en un propulsión trasera. ¿Resultado? Puedes realizar espectaculares drifts con todas las garantías, porque el coche siempre controla que no se sobrepasen los límites de seguridad. En definitiva: nunca antes un deportivo de este segmento había proporcionado tanta diversión y tanta deportividad al volante.

 

Ken Block estrena el RS más radical en el Campeonato Mundial de Rallycross

El legado competitivo RS de Ford se perpetúa esta temporada para una nueva generación de fans del motor. Ford Performance confirmó que el equipo Hoonigan Racing Division de Ken Block contará con dos Ford Focus RS en el Campeonato Mundial de Rallycross de la FIA. Nada más publicar su 8ª Gymkhana, Ken Block ya hacía oficial su continuación, esta vez con un coche nuevo, un Ford Focus RS RX que se ha convertido en el RS más radical de la historia de Ford en el Mundial de RallyCross. Optimizado para competición, nace de una colaboración entre Ford Perfomance, Hoonigan Racing y M-Sport.

Estoy encantado de ampliar mi relación con Ford Performance”, afirma Ken Block, de Hoonigan Racing Division. “Tener apoyo oficial de fábrica para mi temporada de competición en 2016 y más allá en el momento en el que me dedico al Campeonato Mundial de Rallycross a tiempo completo es algo absolutamente increíble. Abre una tonelada de recursos poderosos del que mi equipo y yo nos podremos beneficiar en términos de ingeniería, investigación, desarrollo y experiencia de competición desde terrenos diferentes. Además, ¿has visto el coche que hemos creado para competir? Me quedé impresionado cuando me lo mostraron en Dearborn hace unos meses”.

 

Ford Focus RS es el nuevo gran héroe de Top Gear

Tan impactante ha sido la llegada del nuevo Focus RS que la revista Top Gear, basada en el famoso programa de televisión británico dedicado al mundo del automóvil, ha nombrado al Focus RS coche del año 2016. El Focus RS es realmente el pack completo y tiene nuestro primer premio por delante de otros ganadores de cada categoría que cuestan diez veces másCharlie Turner, Jefe Editor de Top Gear. “Lo que hace tan especial al RS es que combina la personalidad viva con la funcionalidad real y a un precio tan tentador. Tenemos un nuevo héroe “.

Aquí puedes ver una lista de reproducción con los mejores vídeos del nuevo Ford Focus RS. Empezando por uno con Ben Collins, que fue el primer conductor que se puso el casco de ‘The Stig‘, el famoso e icónico piloto de Top Gear.

La historia de dos siglas míticas

El primer Ford RS fue un Escort RS1600 que se presentó en noviembre de 1969 apadrinado por el británico Graham Hill, dos veces campeón del mundo de Fórmula Uno. Toda una declaración de intenciones. Tenía 120 CV (muchos para esa época) y fue el primer Ford con motor de doble árbol de levas y 16 válvulas. De ese modelo surgieron dos variantes, el RS2000 y el RS1800, que ganó los títulos de Campeón del Mundo de Constructores en el Mundial de Rally de 1979 y de pilotos en 1979 con Bjorn Waldegard y en 1981 con Ari Vatanen, otros dos míticos pilotos.

Con la década de los 80 llegó la revolución

En 1980, Ford presenta su primer modelo con inyección y caja de cambios de cinco velocidades: el Ford RS1600i. Le siguió en 1984 el Escort RS Turbo, con el que Ford montaba por primera vez un turbocompresor en uno de sus coches. La potencia, sobre todo para la época, dejaron a todo el mundo con la boca abierta: 270 CV. Incluso muchos compactos de hoy en día aspirarían a llegar a esa cifra. Durante esta década los Ford RS no dejaron de cosechar triunfos en competición. En 1987, el Ford Sierra RS500 Cosworth obtuvo el Campeonato del Mundo de Turismos; un año después, también el Europeo de Turismos.

Década de los 90: la potencia se desata

El Ford Escort RS Cosworth, con un motor de 227 CV, tracción a las cuatro ruedas y su enorme alerón trasero, marcó un antes y un después entre los deportivos compactos, demostrando que pueden llegar mucho más lejos que muchos deportivos de altas esferas. Obtuvo un triunfo destacado en el Rally de Montecarlo de 1994 y sirvió de inspiración para el posterior Escort World Rally Car de 1997 y 1998.

Cambio de siglo: el asalto tecnológico

Con el lanzamiento del nuevo Ford Focus, llegó también, para deleite de sus fans, su versión de altas prestaciones. El Ford Focus RS de 2002 tenía tracción delantera y un motor Duratec con turbocompresor de 215 CV. El Ford Focus RS de 2009 aumentó su potencia nada menos que a 305 CV desatando la euforia de los apasionados por la conducción deportiva. Ambos modelos llevaban la última tecnología en control de tracción y de estabilidad, y han sido dos bólidos que aportaban sensaciones puras y seguridad a partes iguales. En 2010 Ford lanzó una edición limitada potenciada de esta versión con con motor 2.5 de 5 cilindros y 350 CV de potencia que denominó Ford Focus RS500, por estar limitada su producción a 500 unidades, individualmente numeradas. Su acabado en pintura negra mate tipo ‘foil’, con llantas de aleación a juego, ofrecía un potente impacto visual que lo diferenciaba de cualquier otro vehículo Ford de serie.

El Ford Focus RS actual es más potente con sus 350 CV, pero también más controlable, gracias a su sofisticada tracción integral. En su interior incorpora además la última tecnología Ford SYNC para que estés en todo momento conectado a Internet y puedas manejar su equipo multimedia mediante su gran pantalla táctil o, si lo prefieres, por la voz. Para que no sueltes las manos del volante. Porque en este deportivo se trata, principalmente, de eso: pilotar y disfrutarlo al máximo.