Ford F-150 y un dron al servicio de la ONU

Enero 13, 2016

Ford y DJI han imaginado un mundo en el que vehículos y drones son más eficientes y competentes trabajando juntos; y han anunciado un reto para desarrollar un software que lo haga posible.

Ford ha invitado a los innovadores a participar en el DJI Developer Challenge, un reto puesto en marcha en colaboración con  DJI, líder mundial en sistemas y software para drones a nivel profesional, para crear sistemas de comunicación del dron con el vehículo utilizando Ford SYNC AppLink or OpenXC.

El desafío se ha diseñado para desarrollar un sistema de exploración de rápida implantación que pueda ser usado por Naciones Unidas en zonas de emergencia inaccesibles. Gracias a esta tecnología, los equipos de primera intervención de la ONU en casos de terremotos o tsunamis podrían desplegar rápidamente drones que fueran capaces de supervisar y generar mapas de las zonas más afectadas. Todo desde la cabina de un Ford F-150.

“En Ford, impulsamos la innovación en cada una de las partes de nuestro negocio para mejorar la vida de la gente”, aseguró Ken Washington, vicepresidente de Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford. “Trabajar con DJI y las Naciones Unidas supone la oportunidad de marcar una gran diferencia haciendo que vehículos y drones trabajen juntos por el bien común”. Aquellos que quieran inscribirse en este reto para desarrollar un sistema de exploración pueden visitar esta web. El ganador del reto será galardonado con un premio de 100.00 dólares.

Este reto de movilidad forma parte del plan Ford Smart Mobility, una estrategia que permitirá a la compañía seguir avanzando en conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuario, datos y analítica.

Ford 150, una pick-up con estación base para drones

Los desarrolladores tendrán como tarea crear un software que permita que un F-150 y un dron se comuniquen en tiempo real. Este sistema de exploración de rápido despliegue funcionaría de la siguiente manera: En un desastre, el equipo de respuesta de emergencia se trasladaría con un F-150 tan lejos como fuera posible. Utilizando la pantalla táctil de Ford SYNC 3, el conductor podría identificar un área objetivo y lanzar el dron accediendo a una app que se controlaría a través de Ford SYNC AppLink. El dron seguiría una ruta de vuelo sobre la zona, tomando imágenes de vídeo y generando un mapa asociado a imágenes de primer plano de cada uno.

Mediante el smartphone del conductor, el F-150 podría establecer una comunicación en tiempo real entre el dron, el vehículo y la nube, de tal manera que los datos del coche se pudieran compartir. El usuario podría dirigirse a un nuevo destino, mientras que el dron le alcanzaría y se acoplaría al automóvil.

Aunque este reto tiene una misión concreta, el software desarrollado podría llegar a permitir aplicaciones en áreas como la agricultura, silvicultura, construcción, inspección de puentes, búsqueda y rescate, y muchos espacios de trabajo en los que los vehículos se ven limitados por espacio, altura o condiciones de terreno.

Te dejamos con un vídeo de una primera aproximación del desafío.