Ford GT sube al podio en Sebring

marzo 19, 2019

Las 1000 Millas de Sebring, una de las carreras más prestigiosas del WEC (Mundial de Resistencia), han acabado con un podio para el espectacular Ford GT nº67.

El Ford GT nº67 del equipo Chip Ganassi Racing ha logrado el tercer puesto en las 1000 Millas de Sebring, la sexta ronda del Mundial de Resistencia. No ha tenido la misma suerte su ‘gemelo’ con el dorsal 66: un problema en los primeros compases de la carrera con el alternador lo retrasó hasta la 11ª plaza final.

Harry Tincknell estuvo al volante al inicio de la prueba, con un total de ocho horas de duración. Los turnos son de 60 minutos; durante ese tiempo, se dedicó a luchar de tú a tú con el Porsche líder de la cita. Andy Priaulx (un viejo conocido de todos los aficionados a los circuitos) tomó el relevo y se colocó en la primera posición, adelantando al Porsche en boxes. Jonathan Bomarito fue el siguiente, realizando una actuación impecable.

 

Batalla bajo la tormenta

El rendimiento de los pilotos no decaía: giraban vuelta tras vuelta con una regularidad pasmosa, exactos como un reloj, sin fallos en una carrera que estaba siendo muy accidentada. De hecho, lideraron la mayor parte de la prueba. Pero, en los últimos compases la lluvia hizo su aparición cuando el Ford GT luchaba por una posición en el podio; quedaban 20 minutos para un nuevo relevo de Priaulx. El aguacero era cada vez más intenso, pero el británico se hizo fuerte y no perdió el tercer lugar. Una pelea bajo el agua parecida a la que se vivió en 2018 en las 6 Horas de Shanghai.

 

 
“La única diferencia entre llegar tercero y ganar ha sido el safety car, que nos ha hecho ceder 30 segundos, pero así es este juego”, afirmó Tincknell al final de la carrera. Si pensabas que esto los desanimó nada más lejos de la realidad: un día después, Ford Chip Ganassi Racing USA compitió en las 12 horas de Sebring, certamen en el que los GT (encuadrados en las series norteamericanas IMSA) se hicieron con el 2º y 6º puesto.