Ford GT voló hasta Ciudad de México

septiembre 6, 2016

Ciudad de México celebró el Campeonato del Mundo FIA de Resistencia el pasado sábado 3 de septiembre. El equipo de Ford en WEC se preparó para la primera competición fuera de Europa y, ¿quieres saber cómo viajó el Ford GT?

Ford GT voló, pero no únicamente sobre el asfalto como estamos acostumbrados a verlo. Esta vez voló literalmente y en primera clase. Las casi 20 toneladas de equipaje que tiene el equipo Ford Chip Ganassi Racing viajaron desde Frankfurt hasta Ciudad de México. El transporte aéreo se dividió en seis palets de grandes dimensiones, y los dos coches se cargaron por separado. Fue la primera vez, en esta temporada, que el equipo compitió fuera de Europa. Próximamente, el equipo viajará a Austin para competir el 17 de septiembre. 

George Howard-Chapell, director del equipo Ford en el WEC, declaraba que: “Ha sido nuestra primera carrera fuera de Europa por lo que también es la primera vez que hemos tenido que embalar todo el material para hacer el transporte. Ha habido una gran cantidad de temas organizativos y logísticos que hacer. No ha sido llevar todo de un lado a otro de Europa por nuestros transportistas, sino desplazarlo todo vía aérea al otro lado del mundo. Todo fue inventariado y tuvo su lugar específico”.

Ford Capri RS3100

Stefan Mücke y Olivier Pla, pilotos del Ford GT 66, pelearon en ‘Las 6 Horas de México’ por mantener el liderazgo en la Copa del Mundo de Resistencia. Los entrenamientos para esta competición se realizaron en un Ford Capri RS3100. “Las carreras de Capri fueron muy bien”, dijo Mücke. “Terminé en segundo lugar en la carrera del sábado aún contando con una competencia muy fuerte. Por desgracia tuve un problema técnico el domingo, pero aún así hicimos un gran evento”. Por otra parte, los pilotos Andy Priaulx, Marino Franchitti y Harry Tincknell esperaban superar la racha de mala suerte que arrastraban desde la segunda posición que consiguieron en Spa, Bélgica, pero no ha sido posible.

 

Las meteorología no facilitó una nueva victoria al Ford GT 67

Ford-GT-67

Los esfuerzos y duros entrenamientos del equipo Ford Chip Ganassi Racing no se vieron recompensados en esta ronda del Campeonato del Mundo de Resistencia. El trío británico, al volante del Ford GT 67, consiguió un quinto puesto tras afrontar unas condiciones meteorológicas cambiantes. “Las condiciones eran cambiantes”, dijo Priaulx. “En el momento en que teníamos que tomar la decisión la palabra clave era ‘mojado’. Fue una apuesta 50/50; queríamos estar seguros y durante un período de media hora más o menos fue la mejor opción. Estoy contento con mi actuación, estuve tres horas en el coche a pesar de tener un poco de fiebre. Un podio habría sido como una victoria para nosotros y ahí es donde nos dirigíamos, pero no pudo ser”.

 

Una emocionante lucha de gigantes

Ford-GT-66

El resultado obtenido por Oliver Pla y Stefan Mücke al volante del Ford GT 66 tampoco fue el esperado. El inicio de la carrera, con Oliver Pla como piloto, fue prometedor. El francés fue escalando posiciones hasta que un Ferrari lo expulsó de la pista, haciéndole perder 40 segundos. Desde ese momento, el objetivo se centró en recuperar el tiempo perdido, consiguiendo unos resultados de vuelta inmejorables. Finalmente, antes de acabar el triple turno de Pla, un forcejeo con el Aston Martin 98 le costó una penalización drive-through.

“Gané dos posiciones en la salida”, dijo Pla. “Pasé al Ferrari nº 51 en la entrada del estadio y luego en la última curva me hizo girar hacia afuera. En aquel momento yo tenía un trabajo muy claro que hacer, que no era otro que recuperar terreno ya que nuestro ritmo era muy bueno en ese punto. Yo estaba empujando duro, había adelantado al Aston Martin nº 98 pero él se colocó junto a mí, chocamos y fui penalizado por ese motivo. Es un resultado muy decepcionante tanto para Stefan como para mi, ya que hoy teníamos potencial de podio pero hemos perdido la ventaja que teníamos en el campeonato”.

Por si la mala racha que acompañó al primer piloto del Ford GT 66 fuera poca, el turno de Stefan Mücke tampoco fue mejor. El Ford GT se vio obligado a realizar una prolongada parada para reparar un fallo en el acelerador. Este hecho, sumado a los infortunios que acompañaron al primer piloto, arruinaron la posibilidad de obtener un buen resultado teniendo que conformarse con una séptima posición.

“Hemos hecho la mejor elección de neumáticos que pudimos en el Ford GT nº 67”, dijo el director del equipo Ford en el WEC, George Howard-Chappell. “Con el nº 66 no salieron las cosas tal como estaban previstas. No anduvimos nada mal al inicio, pero luego surgió el problema en el acelerador, así que quedamos fuera de la lucha por las posiciones altas, aunque al menos conseguimos llegar a la meta. Lo único que nos tranquiliza es que el Ferrari nº 71 no se destacó mucho en la clasificación, de modo que estamos a sólo unos puntos por detrás en el campeonato. Todo ello antes de afrontar una nueva carrera que esperamos se adapte mejor a nuestro coche”.