Ford Lab, una gran apuesta por la innovación ‘wearable’

enero 15, 2016

La conexión entre los dispositivos portátiles que llevas puestos y tu conducción será cada vez más estrecha gracias al nuevo Laboratorio de Investigación de Wearables de Ford. En él, científicos e ingenieros trabajan para integrar dispositivos portátiles en vehículos, y así permitir que las tecnologías de asistencia al conductor estén más atentas a la persona al volante.

La idea es crear aplicaciones que gracias a la información de los accesorios que usamos puedan ayudarnos con tareas de todo tipo: notificarnos si dejamos el coche abierto, las llaves olvidadas dentro o incluso recordarnos dónde estacionamos el vehículo, sin mencionar otras acciones más complicadas como comprobar si estamos en las condiciones óptimas para conducir.

“A medida que cada vez más consumidores utilizan relojes inteligentes, gafas inteligentes y pulseras de actividad deportiva, esperamos desarrollar futuras aplicaciones que trabajen con esos dispositivos para mejorar la funcionalidad dentro del vehículo y el nivel de concienciación del conductor”, dijo Gary Strumolo, director global de Diseño e Infotronics, Ford Investigación e Ingeniería avanzada. Las novedades en dispositivos wearables son parte del Ford Smart Mobility, el plan que tiene la compañía para alcanzar el siguiente nivel de conectividad, movilidad, vehículos autónomos, la experiencia de usuario y big data.

Un universo de ‘wearables’ para la conducción segura

  • APP CHALLENGE. Este invierno, se ha puesto en marcha un concurso para los desarrolladores de aplicaciones patrocinado por Ford y Henry Ford Health System, el objetivo es buscar tecnologías innovadoras para medir indicadores de salud a bordo de los vehículos. El desafío invita a todos los empleados de Ford a presentar aplicaciones que puedan utilizar tanto los vehículos como los dispositivos portátiles como sus componentes, proporcionando un programa de salud y bienestar para los consumidores y pacientes de todas las edades y condiciones.
  • APLICACIONES DE CONDUCCIÓN SEMIAUTÓNOMA. La capacidad de medir los niveles de salud a través de la tecnología portátil también podría beneficiar a las características de conducción semiautónoma. El laboratorio de wearables está investigando maneras de indicar cuándo un conductor está utilizando elementos semiautónomos y la posibilidad potencial de retomar el control de conducción del vehículo. Si el conductor se encontrara con una carretera en obras o un accidente, la tecnología enviaría unas vibraciones a la muñeca o incluso activaría luces intermitentes en el salpicadero del coche.
  • CONTROL POR VOZ, EXPERIENCIA DE CONSUMIDOR. Otro de los avances, está relacionado con el control por voz para la versión reloj inteligente de MyFord Mobile que permite a los conductores de vehículos Ford, de forma remota, arrancar el coche, bloquear, desbloquear y localizarlo a través de la aplicación en el reloj. El Laboratorio, está integrando los comandos de voz de la aplicación para permitir a los propietarios de los relojes inteligentes poder utilizar estas funciones sin tocar el reloj o el teléfono.
  • GAFAS INTELIGENTES. Otro experimento que se está llevando a cabo en el laboratorio, tiene que ver con la realidad aumentada o gafas inteligentes y la experiencia en el concesionario. Los clientes podrían utilizar gafas inteligentes a medida que se guían a sí mismos a través del showroom, obteniendo información adicional sobre los vehículos sobre los que estaría interesado. A través de las gafas podrían ofrecer una amplia gama de características, desde especificaciones técnicas hasta una prueba de conducción virtual.

 

“El potencial en este campo no tiene fin”, dijo Strumolo. “Estamos evaluando diversos dispositivos portátiles y aplicaciones. Desde ayudar a mantener a los conductores de Ford más saludables y más conscientes al volante hasta llegar a ofrecer al cliente una experiencia mejorada en nuestros concesionarios.”

Con Ford Lab, la compañía está volviendo a cambiar la manera en la que el mundo se mueve para hacer que la vida de la gente sea mejor, utilizando la innovación y la tecnología avanzada en sus líneas de negocio. Como lo que hizo Henry Ford hace 112 años.