Ford Snow Driving, ¡conduce un SUV sobre la nieve!

febrero 12, 2019

Ford da inicio a una nueva edición de su curso de conducción extrema sobre hielo en Astún con los 4×4 Vignale como protagonistas de la experiencia.

Ford Snow Driving es el programa de conducción sobre hielo y nieve que estará disponible durante toda la temporada de esquí en la Estación Invernal de Astún, a 2.000 metros de altitud, con la gama SUV de Ford y el Ford Mondeo como protagonistas de la experiencia. La actividad comienza en una pista elíptica en el Prado Blanco de Astún, la denominada zona de reunión, y concluye en un espectacular Iglú Ford desde el cual se puede disfrutar de las incomparables vistas del entorno.

 

45 minutos para esquiar con un 4×4

La experiencia Ford Snow Driving consiste en un curso de 45 minutos de duración con dos partes: una teórica, en la que profesores expertos explican diferentes técnicas de conducción en nieve y cómo aplicarlas en el Ford Snow Driving. Y una práctica de 30 minutos de duración, donde, acompañado de un monitor especializado, y en un entorno controlado, disfrutarás de la experiencia de conducir el Ford 4×4 que hayas elegido dentro de la gama Vignale. Durante esos 30 minutos, aprenderás a conducir con seguridad sobre nieve y hielo, además de controlar el coche haciendo eslalons, control de deslizamiento en curva, esquivando obstáculos, frenadas y mucho más.

 

Elige tu Ford Vignale 4×4 y disfruta de la pista

Los modelos Vignale 4×4 disponibles para disfrutar de la experiencia son: Kuga, EdgeEcoSport y próximamente MondeoFord Snow Driving se convierte en una oportunidad única para poner a prueba el sistema de Tracción Total Inteligente de Ford en condiciones extremas de adherencia, pudiendo así llegar a explorar el potencial de seguridad que ofrecen los vehículos 4×4 de Ford. El sistema proporciona una transición perfecta de par entre las cuatro ruedas, lo cual hace posible una pisada más firme en la carretera, especialmente en terrenos como la nieve y el hielo. El sistema monitoriza el agarre de las ruedas del coche sobre la superficie sobre la que esté circulando el vehículo, y ajusta el reparto de par hasta el 50/50 entre las ruedas delanteras y traseras en menos de 20 milisegundos, aportando un extra de estabilidad a cualquier conductor, con un impacto mínimo en los consumos y emisiones de CO2 comparado con los sistemas de tracción total permanentes.

Los cursos se celebran los fines de semana en seis turnos a partir de las 10:00 de la mañana. El precio de la experiencia es de 25 € y se puede gestionar aquí. La entrada no incluye forfait de acceso a las pistas para realizar la actividad y el usuario debe estar en posesión de un carnet de conducir con fecha válida en vigor.