Ford triunfa en San Lorenzo de El Escorial sobre dos ruedas

octubre 30, 2018

Ford reafirma su apoyo al ciclismo en una nueva edición de la Imperial Bike Tour, carrera ciclista de MTB que recorre la emblemática Ruta Imperial por los municipios de San Lorenzo de El Escorial, El Escorial y Zarzalejo.

El pasado domingo 28 de octubre, los amantes la montaña y las dos ruedas pudieron disfrutar de la IX edición de la Ruta Imperial VIII Memorial Alberto León. Esta marcha de mountain bike no competitiva es una cita llamativa en todo calendario ciclista que, además, cuenta con diferentes recorridos (12, 30, 50 y 70 kilómetros) para que grandes y pequeños, expertos y amateurs puedan practicar su deporte favorito en este bello paraje de la sierra madrileña.

 

Ford con los pedales

Ford, en su compromiso con el deporte en general y el ciclismo en particular, ha estado presente un año más en esta apasionante carrera de MTB. Ford Ranger y el Tourneo Custom camperizado por Tinkervan acapararon las miradas de los allí presentes. La pick up actuó como coche escoba de la competición, mientras que el vehículo vivienda se convierte en la opción ideal para el aficionado a la bici de montaña, ya que encaja a la perfección con sus necesidades al estar equipado con todo tipo de comodidades.

Durante la jornada también se contó con Share the Road, campaña de Ford enfocada a construir vínculos de empatía en la carretera entre conductores y ciclistas, con el objetivo de ayudar a mejorar la seguridad vial. Esta campaña cuenta con la innovadora experiencia de realidad virtual WheelSwap, que permite a conductores y ciclistas ver lo peligrosos que pueden resultar determinados comportamientos en la carretera.

 

Cuatro recorridos, cuatro perfiles

La Ruta Imperial ha incluido recorridos ajustados a todo tipo de apasionados de la bicicleta de montaña, con un recorrido de 12 kilómetros idóneo para disfrutar en familia y trazados de creciente exigencia de 30, 50 y 70 kilómetros. En este último, el más extenso, se alcanzaba una altitud máxima de 1.700 metros, arrancaba en San Lorenzo del Escorial y tenía su primer hito en el Alto del Malagón. El segundo tramo llegaba a la localidad abulense de Peguerinos tras pasar por el embalse de Cañada Mojada. De ahí, la ruta alcanzaba el Alto del Malagón hacía Robledondo y la Cruz Verde. La ruta pasaría después por Zarzalejos antes de enfilar la calzada romana de camino a la meta en San Lorenzo de El Escorial.