Ford, una compañía para mujeres ingenieras

junio 23, 2018

Quien la sigue, la consigue. No hay mejor ejemplo que el de Friederike Philipsenburg, una ingeniera a la que de pequeña le apasionaba construir maquetas de coches y que, a medida que se hacía mayor, nunca desistió en su intento de ‘construir lo imposible”.

Desde que era niña, Friederike Philipsenburg estaba convencida de que su pasión por construir maquetas de coches no se quedaría en un simple hobby. Se formó y, gracias a una iniciativa que Ford ofrece exclusivamente a mujeres estudiantes de ingeniería, Philipsenburg forma ya parte del equipo de diseñadores de futuros vehículos de Ford en la sede europea de la compañía, en Colonia (Alemania).

 

Philipsenburg afirma que “puede que las niñas no se sientan atraídas por la ingeniería porque no creen que sea un campo en el que puedan trabajar con la gente y resolver problemas sociales, pero realmente puede ayudar a hacer del mundo un lugar mejor. Ahora, estoy trabajando en un equipo global que realmente definirá y moldeará el futuro de la movilidad. Aunque me emociona por lo que eso podría traer, sé que nunca olvidaré los sueños que me trajeron aquí”.

Philipsenburg llegó a su puesto de trabajo a través de una iniciativa de Ford dirigida específicamente a mujeres estudiantes de ingeniería, y que forma parte del proceso de reclutamiento de la compañía de Ford. Esta iniciativa tiene el objetivo de acercar información sobre las oportunidades profesionales que las mujeres ingenieras tienen dentro de la compañía, hablen con expertos, y este año, conozcan a Steven Armstrong, presidente y consejero delegado de Ford Europa, Oriente Medio y África.