¿Hay ‘gremlins’ en la planta de Ford de Valencia?

noviembre 30, 2016

¿Recuerdas a las malévolas criaturas de los 80 con habilidades especiales para destrozarlo todo? Pues algo parecido hace un equipo de trabajadores en la planta de Ford en Almussafes para poner a prueba el Control de Calidad. Son los ‘gremlins’ de Ford.

Volantes incorrectos, piezas de motor defectuosas, paneles erróneos… Son las piezas imperfectas que se encargan de colocar un equipo de trabajadores en una de las plantas de fabricación automovilística más avanzada del mundo: la planta de Ford en Almussafes (Valencia). Entre estos profesionales se encuentra Xabier Garciandia, especialista técnico de Sistema de Visión de Motor de Valencia, un hombre clave para ejecutar las innovadoras ‘pruebas gremlin’, con las que se comprueba que cada proceso de fabricación funciona debidamente. “El ‘test gremlin’ nos permite garantizar que el sistema funciona perfectamente. Es un juego con un objetivo muy serio. El equipo se emociona mucho cuando encuentran las piezas que intentamos colarles, y cada vez intentamos que les resulte más difícil encontrarlas”, afirma Xabier Garciandia.

El sistema de ‘Visión de Ford’ es el encargado de localizar y comprobar las piezas de cada uno de los 400.000 vehículos y 330.000 motores fabricados en la planta de Valencia. Las novedosas ‘pruebas gremlin’ son una inmejorable manera de comprobar que los nuevos procesos funcionan correctamente.

Planta Ford Almussafes Valencia

Una de las fábricas de automóviles más avanzada del mundo

En la planta de última generación de Almussafes, Ford fabrica más modelos que en cualquier otra de Europa. La que comenzara su producción en octubre de 1976 para fabricar la primera generación del Ford Fiesta, ahora fabrica vehículos como el Ford Kuga, Kuga Vignale, Mondeo, Mondeo Vignale, Mondeo HíbridoS-MAX, S-MAX VignaleGalaxy, Transit Connect y Tourneo Connect; además de los motores EcoBoost 2.0 litros y EcoBoost 2.3 litros. El pionero sistema de ‘Visión de Ford’ realiza más de mil millones de fotos cada catorce días, lo que prácticamente equivale al número de fotos publicadas en Instagram en Europa en el mismo período de tiempo.

Ford ya está evaluando la implantación global de los ‘test gremlin’ a las 34 fases de montaje. De la línea de producción en la planta de Valencia sale un vehículo cada 40 segundos. Por ello Ford ha introducido toda una serie de procesos inusuales y de calidad en la fabricación de automóviles. Entre estos procesos, se incluyen:

  • Micrófonos ultrasensibles para comprobar que los conectores de los motores estén correctamente instalados.
  • ‘Escuchadores de motores’ que corroboran el perfecto funcionamiento de cada Ford Focus RS
  • Plumas de emú para eliminar el polvo de los modelos antes de pintarlos
  • Un sistema de cámara digital utilizado para identificar defectos de pintura en la chasis
  • Pruebas que reflejan la utilización de audio de los conductores enviado por Bluetooth
  • Un test de carretera virtual que evalúa tecnologías avanzadas de conductor

Toda una serie de test, pruebas y comprobaciones que ponen en manifiesto el desempeño y preocupación de la marca del óvalo azul por garantizar el buen funcionamiento y resultado de sus modelos.

ford_mondeo