La espera en los semáforos en rojo puede ser cosa del pasado

Noviembre 22, 2016

Pocas sensaciones hay mejores al conducir que encontrar todos los semáforos en verde. Hay estudios que demuestran que pasamos dos días al año detenidos frente a estas señales luminosas. Ford está probando la tecnología Green Light Optimal Speed Advisory, un avance que te ayudará a planificar el recorrido para no parar, ahorrando combustible y haciendo la conducción más segura.

¿Imaginas recorrer la Calle Alcalá de Madrid, o los 13 kilómetros de La Gran Vía de Las Cortes Catalanas con todos los semáforos en verde? Ford está probando en sus vehículos una tecnología que hace que los conductores ahorren tiempo en sus trayectos. Se trata de Green Light Optimal Speed Advisory, un avance que extrae información sobre los tiempos de los semáforos desde una unidad instalada en las calzadas, así, facilita a los conductores la velocidad óptima para que nunca tengan que detenerse en los semáforos y los encuentren siempre en verde.

Esta innovación se está realizando para UK Autodrive, el mayor organismo de pruebas de vehículos conectados y conducción autónoma de Reino Unido. Con una financiación pública de 25 millones de euros y un equipo de 16 trabajadores, se están probando tecnologías de comunicación de vehículo a vehículo, y de vehículo a infraestructura, con el objetivo de facilitar una conducción más dinámica, menos estresante, favoreciendo la gestión del tiempo y mejorando la eficiencia de combustible.

car2car_v3_wide

 

Surfeando el tráfico

“Permitir a los conductores ‘surfear’ semáforos en verde también equivale a tener un trayecto más fluido que ayuda a mejorar el flujo del tráfico y a ofrecer reducciones significativas de emisiones de dióxido de carbono y consumo de combustible”, afirma Christian Ress, supervisor de Tecnologías de Ayuda al Conductor del departamento de Ingeniería e Investigación de Ford. En Ámsterdam y Copenhague ya existen tecnologías semejantes que permiten a ciclistas evitar los semáforos en rojo y, en caso de encontrarse con uno, el sistema facilita el tiempo restante para que vuelva a ponerse verde.

Pero en esta nueva tecnología no todo es ahorrar tiempo, también es un punto primordial la seguridad. El sistema interconectado entre vehículos que se prueba en los Mondeo Híbridos, lanza una alerta si un coche que tenemos por delante frena en seco, incluso aunque esté a una distancia de 500 metros y fuera de nuestro campo de visión, gracias a las Luces con Freno Electrónico de Emergencia.

Y no todo queda aquí, durante los próximos dos años,se pondrán a prueba tecnologías que avisarán a los conductores de la proximidad de una ambulancia, coche de policía o camión de bomberos, además de alertar cuando otro vehículo esté obstaculizando en un cruce cercano. Adelantarse a las adversidades aumenta las posibilidades de salir airoso de las situaciones, por ello Ford invierte tiempo y dinero en tecnologías de este tipo, porque para la compañía no hay nada más importante que la seguridad de sus conductores y pasajeros.

ford_mondeo