La instalación Focus con Inteligencia Artificial visita España

agosto 1, 2018

 

Tecnología audiovisual de última generación e inteligencia artificial son los ingredientes de la estructura gigante que Ford instaló en Marbella, integrada por las cinco letras gigantes que forman la palabra Focus.  

Una nueva y moderna estructura de letras gigantes que deletrean el nombre de “Focus”, uno de los modelos más emblemáticos de ford, sorprendió a ciudadanos y visitantes de Puerto Banús, en Marbella. Esta combinación de inteligencia artificial y tecnología audiovisual de última generación forma parte del lanzamiento del nuevo Focus y visitó España tras un periplo que la ha llevado a ciudades europeas como Londres, Berlín o Milán.

La presentación de esta innovadora instalación, que pudo seguirse en directo a través de Facebook Live, estuvo conducida por el periodista Jesús Álvarez, y contó con la participación de  Ángeles Muñoz, alcaldesa de Marbella, Sandra García-Sanjuán, creadora de Starlite, Elena Burguete, directora de Marketing de Ford España, Cristina del Rey, directora de Comunicación de Ford España, y Mónica de Tomás (@monimoleskine), periodista y modelo.

“Ford tiene desde hace años una relación estrecha y especial con Marbella, y queremos que siga siendo así durante muchos años”, comentaba Cristina del Rey. Por otra parte, la alcaldesa de Marbella mostraba su satisfacción por el hecho de que Ford hubiera decidido “traer una instalación de estas características espectaculares a Marbella, después de su paso por otras ciudades”. Sandra García-Sanjuán agradecía el apoyo de la compañía a la gala y al festival Starlite, que vienen celebrándose en Marbella desde hace varios años, siempre con el apoyo de Ford.

¿Cómo funciona la inteligencia artificial FOCUS?

La instalación, ubicada en el paseo marítimo de Puerto Banús, permitió durante tres días que los usuarios interactuaran sobre las cosas más importantes de sus vidas y vieran reflejadas sus pasiones en las 540 pantallas LED conectadas a la estructura de 30 metros de largo y seis de alto con las letras de la palabra ‘FOCUS’. La inteligencia artificial era capaz de conversar en cuatro idiomas y de entender cualquier afición o pasión expresada por el interlocutor. En cuanto se acababa la conversación, el usuario veía desplegadas sus pasiones a lo largo y ancho de las letras gigantes, y también se grababa un vídeo de su experiencia personalizada que podía compartir en sus redes sociales.

Hicieron falta alrededor de 200 horas de “entrenamiento” para que la IA de esta instalación entendiera y respondiera a la conversación con el usuario y reconociera sus pasiones, y más de 6.000 horas para fabricar la estructura de 20 toneladas de peso.

Temas:
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail