Las impresiones en 3D revolucionan la forma de desarrollar vehículos

octubre 19, 2015

 

La tecnología avanzada de impresión 3D se ha convertido en una herramienta imprescindible en el desarrollo de nuevos vehículos, como el espectacular Ford GT. Esta tecnología, que permite la construcción de prototipos en cuestión de horas, posibilita a los diseñadores e ingenieros probar rápidamente nuevas creaciones e innovaciones, en ocasiones hasta centenares de veces.

Hasta hace relativamente poco, casi nadie conocía esta tecnología, pero la impresión en 3D ha entrado con fuerza en la industria automovilística. De hecho, se ha convertido en una herramienta imprescindible a la hora de desarrollar nuevos modelos. Ford fue una empresa visionaria en esta tecnología, por eso adquirió la tercera impresora 3D fabricada en todo el mundo en 1988, y desde entonces ha impreso 500.000 piezas. Lleva más de una década beneficiándose de la impresión 3D para satisfacer diferentes necesidades de producción.

Los resultados han sido más que satisfactorios, tanto por el ahorro de tiempo como ahorro económico. Ford puede imprimir en 3D una pieza en solo unas horas por unos 1.000 euros, abriendo la puerta a una mayor experimentación y a un diseño más radical e innovador. Tanto es así, que Sandro Piroddi, supervisor de Tecnología Rápida de Ford Europa, afirma que “la tecnología de impresión 3D ha cambiado completamente la manera en la que diseñamos y desarrollamos nuevos vehículos. Podemos ser más creativos a la hora de intentar encontrar soluciones potenciales, y para el cliente esto supone que nuestros coches pueden incorporar lo último en diseño y tecnología más fácilmente”.

 

¿Cómo se utiliza la impresión 3D en Ford?

La impresión 3D trabaja mediante la impresión de finas capas de plástico, arena u otro material. Posteriormente las acopla gradualmente hasta culminar con una pieza tridimensional que previamente fue creada en un programa de diseño.

A modo de ejemplo, Ford ha utilizado la impresión 3D en el desarrollo del Ford GT, su nuevo súper deportivo. Por ejemplo, los diseñadores utilizaron estas técnicas de recreación para crear el volante, estilo Fórmula 1, con controles de conducción integrados, y las varillas de cambio de marcha. Los ingenieros también diseñaron piezas estructurales ligeras, clave para las puertas de ala de gaviota. La suavidad y precisión del proceso de acabado fueron factores claves para que se utilizasen piezas impresas en 3D durante el desarrollo de este nuevo bólido.

Actualmente, Ford está colaborando con Carbon3D en los EE.UU, para investigar métodos de creación rápida de prototipos y programas de capacidades reducidas de fabricación. Esta colaboración está encabezando el desarrollo de futuras resinas de impresión en 3D capaces de soportar las cargas, altas temperaturas y fuertes vibraciones asociadas a las pruebas de vehículo.

coche3d

¡Construye tu súper coche 3D en casa!

La impresión en 3D no solo es una herramienta de gran ayuda para los fabricantes automovilísticos. También te permite imprimir desde casa maquetas de tus modelos favoritos. Para facilitar el trabajo a todos aquellos que dispongan de una impresora 3D, la marca ha creado la Tienda Ford 3D, la primera tienda online oficial de un fabricante de automóviles que ofrece archivos de impresión 3D de vehículos. Además de permitir a los usuarios que impriman su propio Ford GT, las plantillas incluyen otros 1.000 modelos, entre ellos el Focus RS y el Ford Mustang. Por eso Mark Bentley, director de licencias de Ford Global Brand, ha declarado recientemente que “en Ford, utilizamos la impresión 3D todos los días, y ahora queremos compartir esa diversión con nuestros fans”.

Ya tenéis varias razones para añadir una impresora 3D a vuestra lista de regalos navideños.