Las pruebas más duras: Ford Transit, bajo cero

Marzo 20, 2014

La Ford Transit y la Ford Transit Connect participaron de una de las pruebas más duras del planeta: el Arctic Van Test. Consiguieron una victoria doble que supone un hito para la marca en los 23 años de historia de la competición

A 50º grados bajo cero el hielo, la nieve y el viento son mucho más que trampas. Si a eso le sumas una serie de obstáculos en condiciones extremas de conducción, el resultado es el Arctic Van Test. Este desafío que acaba de finalizar en el norte de Finlandia es uno de los más duros del planeta. Tenía como objetivo poner a prueba el rendimiento de los vehículos hasta límites casi imposibles. En ese contexto, las nuevas Transit y Transit Connect de Ford han demostrado toda su potencia y resistencia, a prueba del frío extremo del Ártico. Finalizaron en primera posición en sus respectivas categorías, en un hito sin precedentes.

Es la primera victoria doble que Ford consigue en los 23 años de historia de la prueba. ¿Te imaginas un aródromo petrificado por el hielo, donde el reto consiste en hacer slaloms casi de ciencia ficción? ¿Y un trazado de 700 kilómetros, en las peores condiciones meteorológicas, donde no puedes perder la concentración ni un segundo? En el Artic Van Test todo es posible. Pero además de la destreza de los pilotos y la capacidad de los motores, la competición evalúa hasta el mínimo detalle otros aspectos en los coches, como la eficiencia de combustible y el transporte de cargas.

Tanto la Ford Transit como la Ford Transit Connect deslumbraron además en otros aspectos del test. Aprobaron con nota en los reservados al arranque del motor y las operaciones de calentamiento y desempañado. Para afrontar estos desafíos, los vehículos ‘durmieron’ a la intemperie la noche previa a la prueba. Tras soportar una de las madrugadas acaso más frías de todos los tiempos, la Ford Transit impresionó principalmente por su estabilidad en condiciones heladas. En el corazón del invierno escandinavo, la Ford Transit Connect también impactó al jurado, a base de fuerza y potencia. Dos campeones en el Ártico, que enfrentaron las gélidas temperaturas y salieron airosos del desafío.