Motor EcoBoost 1.0: una joya bajo el capó de tu Ford

Enero 20, 2014

Hace ya dos años que asistimos a la revolución del motor Ford EcoBoost 1.0 de gasolina. Hoy, el motor que batió récords en el circuito de Nürburgring, se encuentra también bajo el capó de gran parte de los vehículos de Ford. Te lo contamos todo sobre esta pequeña gran joya de Ford.

Hablamos de un ingenio que ha ganado el premio al Motor Internacional del Año dos veces consecutivas, (motor del año 2012 y 2013 de la revista Engine Techology International por votación de 76 periodistas de 35 países de todo el mundo. Máxima puntuación para un motor en toda la historia del galardón). Un pequeño motor de tan solo tres cilindros y en el que los ingenieros de la casa confiaban tanto que decidieron montarlo bajo el capó del Fórmula Ford. El resultado fue rotundo. Puesto a prueba en el legendario circuito de Nordschleife, en Nürburgring, acabó batiendo récords de súper deportivos que superan los 600 CV, como el Pagani Zonda, el Lamborghini Aventador o el Ferrari Enzo. Y no solo eso: cuando el Fórmula Ford dejó el circuito, había completado la 11ª vuelta más rápida de la historia del trazado de Nordschleife, en 7 minutos 22 segundos. ¡Que venga otro motor de su tamaño y lo supere!

El corazón del Ford Focus

Como no podía ser de otra manera, este pequeño gran motor se convirtió en la primera alternativa bajo el capó del Ford Focus. Una revolución que poco a poco ha ido conquistando los corazones de otros vehículos de Ford y que ya se comercializa también con el Ford B-MAX, Ford C-MAX, Ford Tourneo Connect, Ford Fiesta… Y con unos resultados tan revolucionarios como se esperaba.

Existen dos versiones del motor que se ha convertido en el corazón del Focus (y de otros modelos de Ford): la de 100 CV, con un consumo de 4,8 litros a los 100 Km y emisiones de solo 109 g en su ciclo combinado; y la versión del EcoBoost 1.0 de 125 CV, que consume 5 litros a los 100 Km y conlleva unas emisiones de 114 g en su ciclo combinado. El Ford Focus con motor EcoBoost 1.0 ha tenido tal éxito que ya se han fabricado un millón de unidades.

Como el Fórmula Ford, el Ford Focus con motor EcoBoost 1.0 también ha sido puesto a prueba: en su haber, acumula 16 récords mundiales de velocidad, varios premios de eficiencia y otros logros como el que protagonizaron en 2013 los Eco-drivers Knut Wilthil y Henrik Borchgrevink, que completaron 1.600 Kilómetros con un solo depósito a lo largo de Noruega, Suecia y Finlandia.