¿No te sabes el camino? Sigue a tus faros inteligentes

noviembre 2, 2018

El nuevo Ford Focus es el primer coche equipado con una tecnología de iluminación que lee las señales de tráfico y las marcas de los carriles, para hacer coincidir los haces de los faros con lo que hay delante e incluso a la vuelta de la esquina.

El nuevo Ford Focus sigue acumulando puntos de tecnología. Esta vez, el tanto es en el terreno de la conducción nocturna, motivo de preocupación para todos los usuarios en carretera. ¡Y no es para menos! Los expertos dicen que el riesgo de tener un accidente mortal es tres veces mayor durante las horas sin luz; además, una encuesta de Ford muestra que el 81% de los conductores tienen miedo de conducir de noche. El sistema de Iluminación Frontal Adaptativa hace que la ansiedad de ponerse al volante al anochecer se convierta en una experiencia más cómoda y potencialmente más segura.

 

 

Dame razones

  1. Utilizar las señales de tráfico y marcas de carril como referencia para ajustar los haces de los faros y que iluminen la carretera de manera óptima. Por ejemplo, para ensanchar el haz de luz cuando el vehículo se aproxime a una rotonda para que los conductores puedan ver más fácilmente a los peatones y a los ciclistas.
  2. El nuevo sistema utiliza el entorno real del coche, en lugar de depender de la cartografía GPS, que no siempre refleja los últimos cambios en el trazado de las carreteras.
  3. Aprovechando las tecnologías de cámaras e iluminación, el nuevo sistema de Iluminación Frontal Adaptativa de Ford sigue las marcas de los carriles para que pueda dirigir los faros hacia las curvas antes de que el conductor mueva el volante.
  4. Evita que los conductores deslumbren a otros en la carretera mediante la función de ‘Luces Largas sin Destellos’, una tecnología de iluminación que elimina la posibilidad de deslumbrar accidentalmente a otros conductores y que ayuda a ver mejor el camino que tiene por delante el conductor.

Michael Koherr, ingeniero de investigación de iluminación de Ford Europa, afirma que “El objetivo es que conducir de noche no tenga por qué ser más difícil que conducir de día. Nuestras últimas tecnologías de iluminación forman parte de nuestro plan para hacerlo realidad”. Entre otros muchos proyectos de iluminación avanzados, Koherr y su equipo están desarrollando una nueva tecnología de iluminación puntual que utiliza una cámara infrarroja para localizar y rastrear a personas, ciclistas y animales de tamaño grande con un alcance de hasta 120 metros.