Nuevo Ford GT, un deportivo de competición en tu garaje

octubre 2, 2017

La experiencia de alta conducción que ofrece el nuevo Ford GT llega para conquistar las carreteras ordinarias. Ha nacido para emocionar.

El nuevo Ford GT incluye 50 sensores distintos que se encargan de registrar y monitorizar el rendimiento del coche, así como de su comportamiento mientras se conduce. Estos sensores te ofrecerán la información en tiempo real sobre lo que está ocurriendo desde distintas perspectivas: pedales, posición del volante o el alerón trasero desplegable. Pero también podrás conocer la humedad ambiental o los niveles de brillo solar.

Todos los datos que esta tecnología va registrando, son generados a gran velocidad (100 GB por hora, el equivalente a descargar 25.000 canciones) y son procesados por 25 sistemas de computación que pueden llegar a analizar hasta 300 MB de datos -el equivalente a descargar un capítulo de una serie de televisión de una hora- cada segundo. Se trata de ofrecer la máxima información para que la conducción sea segura, cómoda y divertida.

“Los sofisticados sistemas de computación del Ford GT trabajan mano a mano con la arquitectura de competición del modelo para mejorar su rendimiento y también para ofrecer una mayor versatilidad y flexibilidad”, asegura Dave Pericak, director global de Ford Performance. “Al monitorizar constantemente respuestas, cargas de vehículo y entorno y ajustar el perfil y las respuestas del coche a medida, el Ford GT es tan estable y sensible a 300 km/h como a 30 km/h”.

Experiencia de conducción de coche de carreras

Muchos de los sensores y sistemas de computación del Ford GT permiten que el rendimiento del motor, el control electrónico de estabilidad, la amortiguación con suspensión activa derivada de F1 y la aerodinámica activa se ajusten continuamente dentro de los parámetros de los modos de conducción configurables, haciendo posible unas prestaciones óptimas en cualquier escenario de conducción.

Ford GT

El nuevo GT podrá alcanzar hasta 347 kilómetros por hora. Pero la comodidad es muy importante para tener una buena experiencia, por eso el GT también incorpora el sistema SYNC 3 de control por voz y el climatizador automático. Por otro lado y a diferencia de otros modelos, el asiento del conductor está fijo, lo que se ajusta es la posición del pedal y el volante multicontrol. Las innovaciones también se han hecho en el diseño y algo que diferencia al nuevo GT del de carreras es un posavasos retráctil, fabricado en aluminio y ubicado en la consola central. Además, comparte con otros modelos de la gama Ford el sistema Easy Fuel , creado para que a la hora de repostar no haya equivocaciones con el combustible.

“Desarrollamos las versiones del Ford GT para circuito y carretera a la vez, y eso llevó a algunas soluciones de ingeniería creativas, tales como la jaula antivuelco totalmente integrada de la versión de carretera que también cumple con los estándares de seguridad en carrera de la FIA añadiendo tan solo un pequeño número de elementos”, ha afirmado Pericack. “Desde el turbo a los posavasos, cada pieza del Ford GT ha sido desarrollada con la experiencia de conducción como punto de partida”.

Ford no deja de pensar en los usuarios a los que les gusta la alta conducción, segura y divertida. El rendimiento del nuevo GT dará una experiencia de carreras a quien lo conduzca.

 

ford_gt