Nuevo Ford Store en Barcelona: una experiencia única

Abril 21, 2014

Ford revoluciona el concepto de concesionario proporcionando una experiencia lúdica y tecnológica al cliente. El nuevo Ford Store de Barcelona es el primero de una nueva generación en Europa en la que el cliente crea su propia vivencia.

La tecnología, la comunicación digital, las pantallas táctiles e incluso la realidad aumentada, han cambiado completamente la experiencia en el concesionario. El nuevo Ford Store abierto en Barcelona (Romacar ABS), es el primero de Europa en adelantar un nuevo concepto de experiencia para el usuario. ¿Y de qué manera? En este nuevo modelo de establecimiento podemos encontrar tablets, videowalls y software desarrollado específicamente para configurar ‘in situ’ cualquier modelo de Ford que se nos antoje. Y gracias a la tecnología online, puedes incluso traerlo configurado de casa. El nuevo concepto de Ford Store combina la relación inmediata y personalizada característica de la comunicación digital con la cercanía y trato directo del concesionario físico.

Fstore2

Más accesibles, más cercanos, más cómodos, más tecnológicos. Los nuevos Ford Store convierten la visita en una experiencia acorde con el mundo digital de hoy, centrado en la lúdica del software intuitivo y en en la imagen. “Vivimos una realidad en la que el cliente ha dejado de ser un sujeto pasivo y ha pasado a ser creador en el proceso de compra”, explica el director de Marketing de Ford España, Joaquín Sáenz-Messía. “Es por ello que hemos pensado en el Ford Store como un entorno de comunicación bidireccional en el que el propio cliente, más allá de simplemente recibir información, se implica en el proceso de búsqueda y configuración de coche que quiere comprar”, puntualiza.

Lo cierto es que el concepto de concesionario nunca volverá a ser el mismo. Al equipo de profesionales y asesores se suma toda una experiencia tecnológica en la que la realidad aumentada, las aplicaciones online, las posibilidades de configuración, las grandes pantallas y el mundo de lo intuitivo y táctil se alían para que el cliente disfrute al cien por cien la visita.