Nunca más temblarás al oír: “Papá, ¿me dejas el coche?”

Noviembre 26, 2013

No basta con decir “hijo, no corras”. Tienes que tener la certeza de que no lo hará cuando te coja el coche. Ford MyKey te permite limitar la velocidad e incluso el volumen al que pondrá la música. ¡Respira tranquilo!

Según varios estudios, los conductores noveles tienen mayor riesgo de sufrir un accidente, pero la posibilidad aumenta cuanto más jóvenes sean. Por eso es tan habitual la clásica escena doméstica en la que un hijo, con el carné recién sacado, le pide las llaves a sus padres y estos se echan a temblar. Ford tiene la solución: se llama Ford MyKey.

Se trata de una llave, o mejor dicho, “la llave” que le dejarás a tu hijo. ¿Qué la hace tan especial? Que la puedes programar y evitar así que cometa desmanes al volante. Así, puedes ponerle hasta cuatro límites de velocidad, el volumen al que sonará el equipo de audio o incluso impedir que este se active hasta que los ocupantes se pongan los cinturones. Además, puedes evitar que desconecten los sistemas de seguridad de Ford, como por ejemplo el dispositivo BLIS (detector de ángulos muertos). Y de paso, podrás evitar arañazos indeseados en la preciosa carrocería de tu Ford, porque tampoco podrán desactivar el asistente de aparcamiento