Olvida tu dolor de espalda en los asientos del Nuevo Focus

marzo 22, 2019

Médicos y fisioterapeutas han dado su reconocimiento a los asientos del Nuevo Ford Focus por su aportación a la hora de aliviar el dolor de espalda: sus múltiples ajustes permiten obtener el máximo apoyo y comodidad.

Más de la mitad de los europeos sufrirá dolor de espalda en algún momento de su vida, según estiman los expertos, pero el Ford Focus tiene una manera de aliviar este problema: sus nuevos asientos, con ajustes de 18 posiciones. Este modelo ha sido el primero de la compañía en obtener la aprobación de la ‘Campaña para unas espaldas más saludables’, llevada a cabo en Alemania.

 

 

Una dolencia clave

No es para tomárselo a broma: el dolor en esta zona es la principal causa de discapacidad en el mundo. Si lo sufres, puede hacer que un viaje en coche se convierta en una experiencia incómoda. Pero eso no ocurrirá si el trayecto es en un nuevo Focus; su versión más actual ofrece unos asientos delanteros que pueden adaptarse para ofrecer un apoyo y comodidad máximos. Así lo reconoce la organización líder en salud de la columna vertebral Aktion Gesunden Rucken (AGR), cuyo comité de pruebas independiente ha dado su visto bueno a estas banquetas. Para ello, el asiento debía ajustarse a la persona cuando estaba sentada, en lugar de que la persona adecuase su posición al asiento. Parece un matiz pequeño, pero la diferencia es enorme…

Hay que tener en cuenta otra cosa: los europeos pasan al volante una media de una hora al día (y eso, sin sumar el tiempo que se pierde en los atascos o buscando aparcamiento). Una encuesta realizada en Reino Unido reveló que el 75% de los automovilistas tiene problemas de espalda derivados de una posición incorrecta de la banqueta o el respaldo, lo que puede provocar dolor de cuello, fatiga muscular y problemas circulatorios: todo eso hará que un conductor se canse más rápido. “Nuestro objetivo con el Focus era construir un asiento ajustable en 18 posiciones que se adaptara a cada conductor, permitiendo que éste, fuera del tamaño que fuera, alcanzara fácilmente su postura óptima para un máximo confort, especialmente en los viajes largos”, explica Glen Goold, ingeniero jefe de Programa de Ford Focus.

 

 

Diez años de uso de un asiento concentrados en tres días

Los ingenieros de Ford desarrollaron el nuevo asiento del Focus como parte de una filosofía centrada en el ser humano y también a raíz de las peticiones de los clientes del modelo, que solicitaban un refuerzo adicional para las piernas y la zona lumbar. Los ajustes incluyen la altura, la longitud y la inclinación, además del soporte para la espalda, el cuello y los muslos. También es posible adaptar electrónicamente la zona lumbar en cuatro posiciones mediante un botón situado en el lateral de la banqueta.

Para desarrollar estos asientos, Ford realizó pruebas en circuito con hombres y mujeres de diferentes tamaños. Se acumularon 150.000 km de en entornos reales de conducción e incluso se utilizó el sistema ‘Robutt’ de la compañía, que mediante giros y rebotes (se sienta y se levanta unas 7.500 veces) concentra el uso de diez años en tres días, como podéis ver en el siguiente vídeo.