¿Sabes cuántos kilos de arcilla se utilizan para moldear un nuevo Ford?

octubre 24, 2016

¿Pensabas que solo los niños y los escultores son los artífices de las figuras de arcilla? Estabas equivocado, Ford recicla más de 2.000 kilogramos del barro con los que sus diseñadores recrean los nuevos modelos.

La tecnología y los ordenadores siguen siendo una herramienta indispensable para recrear los prototipos de coche antes de que se produzcan. Sin embargo, con la arcilla hemos topado. Los diseñadores hacen tangibles sus ideas esculpiendo a tamaño real cada nuevo modelo. Ford hace cinco años que tiene su propia máquina de reciclaje, así consigue reutilizar este material y mejorar la sostenibilidad. Piensa en un Ford Raptor a escala real, que equivale a novecientos kilos de arcilla: los diseñadores pasaron 20.000 horas modelando esta réplica o lo que es lo mismo, cuatro años.

Nuevas tecnologías versus las técnicas de siempre

“Nos influyen constantemente las nuevas tecnologías, pero cuando queremos poder observar propiedades físicas, seguimos confiando en la arcilla”, afirma Lloyd VandenBrink, gerente de modelado en el Truck Studio de Ford en Michigan. “Cuando un diseño aún no es definitivo, esta técnica permite comentarios y feedback inmediato, algo fundamental para un entorno de trabajo colaborativo”. Esta técnica se utiliza desde 1930, cada milímetro del coche se esculpe para luego entrar en un horno diez veces más grande que uno casero. La arcilla, que está compuesta por cera en un 80 por ciento y no es tóxica, se ablanda y puede ser manipulada. Ingenieros y diseñadores marcan cada línea tanto exterior como interior. Si lo ves en una foto, parece el coche real, hasta se puede pintar gracias a telas adhesivas.

“Una conversación en grupo es una excelente herramienta de colaboración y consenso, y las maquetas de arcilla permiten exactamente eso con el diseño. Todo el mundo puede ver y explorar posibilidades conjuntas con una mejor oportunidad de desarrollar un modelo visualmente destacado”, cuenta VandenBrink. Construir estás maquetas requiere un montón de arcilla. Ford utiliza hasta 90.000 kilos cada año para poder construirlas. Antes no se reutilizaba pero ahora con la máquina de reciclaje se evita que acabe en vertederos. Un dato curioso: la cantidad de material reciclado equivale más o menos al peso de tres elefantes asiáticos.