¿Sabes exactamente cuánto aumenta la lluvia el peligro en carretera?

septiembre 21, 2016

Os descubrimos la nueva tecnología de Ford que facilita la visibilidad durante las fuertes tormentas, y os detallamos los datos que advierten sobre el peligro de la lluvia al volante. Porque los nuevos Faros con Ajuste Automático de Ford son capaces de iluminarnos incluso durante los más extremos fenómenos atmosféricos, como un potente aguacero.

Según un estudio realizado en Reino Unido, la lluvia aumenta hasta un 82% el riesgo de sufrir un accidente. Así mismo, la investigación también destaca que cuando los niveles de agua de lluvia se sitúan por encima de las marcas viales de la carretera, el efecto que producen los faros convencionales puede hacer que estas marcas desaparezcan, dificultando enormemente la conducción. Y parece que en los próximos años este riesgo aumentará: la Agencia Medioambiental Europea prevé que las fuertes precipitaciones aumentarán a lo largo de este siglo entre un 5 y un 25 por ciento en verano y entre un 15 y un 35 por ciento en invierno.

Una tecnología lumínica innovadora

Ante esta situación, Ford apuesta por una nueva tecnología de iluminación capaz de adecuarse a los cambios meteorológicos. El sistema garantiza un haz de luz más corto y más ancho que permite ver mejor a ciclistas y peatones, además de reducir los destellos para evitar deslumbrar a los vehículos que circulan en dirección contraria. Esta mejora se pone en marcha a través de la activación del limpiaparabrisas, de las condiciones de luz ambiental y de la velocidad de conducción. El Sistema de Faros Frontales Adaptativos de Ford es capaz de ajustar el ángulo y la intensidad de haz de luz del faro para que se amolde al entorno de conducción: enfoca de un modo más largo y recto para favorecer la visibilidad en autopistas, y dirige la luz en el sentido del giro cuando circulamos por curvas.

“Muchos conductores habrán experimentado aguaceros, un repentino chaparrón que puede hacer que incluso ver las marcas viales se convierta en un reto”, asegura Thorsten Warvel, director de Iluminación de Ford Europa. “Ford lleva ofreciendo a sus clientes faros y limpiaparabrisas automáticos desde hace tiempo. Ahora, nuestra tecnología de luces que dependen de la meteorología ayuda a los conductores a enfrentarse a las condiciones meteorológicas más extremas”.

Las pruebas de esta nueva tecnología se realizaron en un área de simulación de iluminación construida de manera específica y en tramos de conducción nocturna por todo el planeta. Los modelos como el C-MAX, Grand C-MAX, Focus y Kuga equipados con faros Xenon de alta intensidad ya pueden disfrutar de esta tecnología, además del Edge, Galaxy, Mondeo y S-MAX con Faros LED Dinámicos.

ford_edge