Ford Transit Connect Hot Wheels: un juguete que no cabe en tu habitación

noviembre 19, 2013


Puertas de ala de gaviota, acabados originales, un chasis que te deja sin aliento, carrocería musculada… y todo ¡a tamaño real! No sólo las estrellas de Hollywood tienen sus réplicas en los museos más afamados de Londres y París. La Ford Transit Connect también puede presumir de ello.

Hot Wheels, la afamada marca mundial de coches de juguete, se ha animado a su última travesura: ha presentado en Las Vegas un vehículo a escala real,  basado en la Transit Connect. Los coches de juguete serán cosa de niños… pero éste también ha generado el deleite de los adultos.

¿Te introducirías en un vehículo que abre sus puertas en forma de alas de gaviota hacia arriba, similar a los célebres deportivos de los años 60? ¿No has soñado alguna vez con ponerte al volante de un coche con llantas de 20 pulgadas y pantalla gigante de plasma en su interior? Estos son apenas algunos de los elementos incorporados en la versión de juguete de la Transit Connect, que te ilusionarán como a un niño.

Su ‘look’ espectacular ha dejado boquiabiertos a todos en el SEMA 2013 celebrado en Las Vegas. Se trata de la “cumbre” más importante a nivel mundial del tuning y los accesorios. Las últimas novedades del sector a nivel planetario han pasado por allí. Uno de los detalles del “juguete” gigante que ha causado más sorpresa y admiración entre los presentes fue la llamativa musculatura de la réplica del coche. El toque deportivo se acentuó con la mezcla intensa de colores azul y naranja de la carrocería.

Con estos mágicos ingredientes, pareciera que esta versión de la Transit Connect ha saltadode las consolas a la vida real. El equipo de Hot Wheels, precisamente, trabajó en esta versión sobre un eje de diseño: concebir la Ford Transit Connect como un coche de carreras.

Para tunear el modelo de Ford, los diseñadores eliminaron los paneles de carrocería convencionales. La elaboración de un nuevo aspecto externo también alcanzó al techo del vehículo. Con un paragolpes absolutamente deportivo. Otra de las grandes novedades se exhibe en el interior del coche, ya que incorpora espacios para el almacenamiento de herramientas. El resultado final fue sorprendente: una furgoneta puede convertirse en un vehículo de carreras gracias a la inspiración y la originalidad de sus creadores.

El eco mediático por semejante invención fue increíble. Por ahora, los adultos (con alma de niños) deberán conformarse con verla sólo en exhibición. Pero quienes sueñan con atesorar alguna vez un juguete similar, tienen un premio consuelo: la marca de coches de juguete ha puesto a la venta las versiones en miniatura, que caben en la palma de la mano.