Un mapa virtual para evitar los baches en carretera

Marzo 17, 2017

¿Sabías que el mal estado del firme de la carretera es una de las principales causas de accidente? Además, una reparación por pisar un bache puede ascender a 500 euros. Por este motivo, Ford ha desarrollado una tecnología con el objetivo de reducir los accidentes de tráfico y generar ahorro en el bolsillo de los conductores.

Se prevé que en España se produzcan más de 14 millones de desplazamientos durante las vacaciones de Semana Santa. Habrá que conducir con precaución, ya que condiciones como el frío, la lluvia, la nieve y las heladas provocan que las carreteras tiendan a agrietarse, situación que agravarán las tormentas primaverales. Todos los que se desplacen tendrán que tener especial cuidado para evitar los baches de las carreteras.

Ford ha desarrollado un mapa virtual a través de crowdsourcing que puede ayudar a evitar costosas reparaciones. Este mapa, que se pondrá a prueba este año, mostrará a los usuarios en tiempo real la profundidad y ubicación de los baches, y además, recomendará rutas alternativas para no recorrer trayectos con el firme en mal estado. Uwe Hoffman, ingeniero de investigación de tecnologías avanzadas de control de chasis de Ford Europa, comenta que “el mapa virtual podría señalar un nuevo bache en el mismo minuto que aparece y podría avisar casi inmediatamente a otros conductores de lo que les espera en la carretera. Nuestros coches ya incorporan sensores que detectan baches, y ahora queremos llevar esta tecnología al siguiente nivel”.

 

Modelos Ford a prueba de baches

Los conductores de Ford Galaxy, Mondeo y S-MAX ya saben lo que es conducir con un sistema de detección de baches. Estos modelos incorporan sensores de a bordo que ofrecen un control de amortiguación continuo con reducción de baches; pero los ingenieros de Ford siempre quieren ir más allá, en busca de una mayor seguridad y beneficios para el usuario. Así, estudian la opción de utilizar cámaras y módems con la intención de que puedan detectar nuevos baches y subirlos a la nube en tiempo real. De esta manera, estaría disponible y actualizado para otros conductores.

También se estudia la incorporación de un sistema de suspensión activo que reduzca la gravedad de los baches y los trayectos de superficie complicada. Todas estas innovaciones, se ponen a prueba en un circuito que recrea los peores baches del mundo durante casi dos kilómetros de longitud, en Lommel, Bélgica.