Un traje especial para simular los síntomas de la resaca

enero 9, 2017

Conducir bajo los efectos del alcohol es peligroso, y hacerlo al día siguiente de una noche de fiesta, puede ser igual de arriesgado. Ford diseña un traje de conducción con resaca que muestra los riesgos de conducir en ese estado.

¿Cómo te levantas después de una noche de ‘juerga’? Sin duda, nadie debería coger el coche en ese estado. Ford ha encargado al prestigioso Instituto Meyer – Hentschel de Alemania un traje que simule los efectos de la resaca, y lo ha conseguido: una dispositivo que, al ponértelo, produce sensación de cabeza palpitante, mareo, dificultad para concentrarse, cansancio y debilidad.

De sobra es sabido que conducir bajo los efectos del alcohol es peligrosísimo, además de ser uno de los principales factores que incrementan los riesgos de sufrir accidentes de tráfico. En época de vacaciones o fiestas, aumentan las celebraciones con amigos, familiares y compañeros de trabajo; se consume más alcohol, por lo que es una época crítica tanto para peatones como para conductores. Los estudios demuestran que en España, 12 de cada 100 conductores cogen el coche tras haber ingerido drogas o alcohol. Ford, con la finalidad de alertar de posibles riesgos, pidió que se fabricara el traje de conducción con resaca, como ya lo hizo con el traje que simula los efectos de las drogas.

 

Gundolf Meyer-Hentschel, consejero delegado del Instituto Meyer-Hentschel, afirma que “para el traje de conducción con resaca hemos incluido unos auriculares que recrean la sensibilidad aumentada al sonido, así como las experiencias acústicas típicas de una migraña. Además, una pieza especial para la cabeza, junto con las gafas, simula la sensación de mareo y de dolor de cabeza”. El traje está compuesto por pesas de tobillo y muñeca, un chaleco especial, gorra, gafas y auriculares. Todo el conjunto pesa 17 kilos y la combinación de todos los elementos simulan los síntomas de resaca que todo el mundo ha sufrido alguna vez.

“Hay mucha presión social para evitar que quienes estén tentados de conducir bajo los efectos del alcohol después de una noche de fiesta se lo piensen dos veces. Pero muchas veces, quienes conducen al día siguiente viajan solos”, cuenta Jim Graham, director del programa Ford, Conduce tu Vida. “El traje de conducción con resaca muestra lo mucho que puede debilitar al conductor ponerse al volante al día siguiente de consumir alcohol y el riesgo que conducir en ese estado puede representar para todos los usuarios de la carretera”.

A través del programa Ford, Conduce tu Vida, Ford imparte cursos gratuitos de conducción a jóvenes de 18 a 24 años en más de 13 países europeos. Hasta la fecha ya ha ofrecido información práctica y teórica a más de 20.000 jóvenes.

ford_fiesta