Una Transit para ir a la Luna: 3001

abril 9, 2019

Tiene seis ruedas y puertas tipo “alas de gaviota”. Es completamente espacial, aunque fue creada en los años 70. Te presentamos la Ford Transit 3001, un encargo único que dio mucho que hablar…

¿Sabías que Ford operó una estación de control de la NASA en Houston (y sin escuchar aquello de “tenemos un problema”) a través de su Corporación Aeroespacial y de Comunicaciones? ¿Y que, en colaboración con este departamento, creó un Transit… con todo lo necesario para realizar misiones en el espacio exterior?

Se trata del Ford Space Transist 3001, que se presentó a finales de los años 70. Este concept, concebido como un módulo espacial, tenía seis ruedas, unas llamativas puertas tipo “alas de gaviota” (ya sabes, esas que se abren hacia arriba) y un interior de estilo sideral: en el habitáculo, dividido en tres compartimentos, destacaban unos paneles que imitaban aluminio (aunque en realidad eran ¡de formica!), una televisión y un vídeo enorme. Entiéndelo, era el equipamiento más futurista posible en aquellos tiempos. ¿Te imaginas qué habrían pensado del SYNC 3 o de las Transit híbridas enchufables?

 

 

Dotado de propulsión trasera, el tren posterior era el de un Ford Granada de la época, mientras que el tercer eje se hizo mediante una estructura tubular. La publicación Street Machine habló sobre este vehículo, asegurando que “como todos los buenos proyectos personalizados, este Transit sorprendente fue construido en el triple de tiempo de lo que se estimó en un principio… pero siempre por buenas razones”.

Tras aparecer en muchos programas de televisión de la época, el Space Transit 3001 acabó en manos de un coleccionista privado, pero no recibió los cuidados que merecía (digámoslo así). Seguro que le habrías dado mejor vida… aunque no hubieras podido llevártela a la Luna.