Únete a Ford y a la campeona de surf Lucía Martiño y crea tu propia tabla con mensaje inspirador

septiembre 22, 2015

La campeona de España de surf, Lucía Martiño, de la mano de Ford, se marcaron un objetivo común: dar a conocer y poner rostro a deportistas discapacitados que son un ejemplo de superación. Se buscaban personas que, impulsadas por una ola y practicando su deporte favorito, consiguieran romper las barreras que les ha impuesto la vida. El Nuevo Ford EcoSport ha sido el vehículo que ha transportado a estos chicos a su aventura con estas tablas de surf tan especiales.

Para conseguirlo, y a la vez ayudar con mensajes positivos, pensaron en tener una idea innovadora: crear tablas de surf con frases inspiradoras ocultas, que se muestran al contacto con el agua. Y es que lo que parece una tabla normal pintada con diferentes mensajes sobre las dificultades de estos deportistas, cambia sus dibujos y textos al mojarse en el mar para sorpresa de quien la monta, convirtiéndose en bonitas expresiones de superación.

Todo para ayudar a estos héroes cotidianos. ¿Lo consiguieron? Mejor que lo compruebes por ti mismo en el conmovedor vídeo que acompaña a este artículo, porque ésta es una historia que te va a emocionar.

 

 

Descubre a los protagonistas de esta emocionante historia

En el surf, como en la carretera, podemos dejar atrás nuestros problemas y sentirnos libres. Y esa sensación es igual para cualquier persona. Por eso hemos querido hacer un homenaje a los protagonistas de nuestra historia: Albert, Anna y Gabriel. Tres jóvenes que superan cualquier dificultad con coraje y una sonrisa, y que demuestran que el surf no conoce límites. Les unimos a la campeona Lucía Martiño y junto a ella creamos el vídeo que acompaña el artículo. Lucía no dudó en unirse a esta iniciaba porque “al principio nadie consigue llegar donde llega el resto. Por mucho que intentes llegar al pico, siempre llega una ola que te vuelve a dejar en la orilla. Me pasa a mí y le pasa a todo el mundo. Cuando conocí a estos chicos supe que sus historias tenían que ser contadas, también su forma de superarlas”.

La primera vez que Albert probó el surf fue en un campamento deportivo para jóvenes con diferentes discapacidades. Fuera del agua su falta de movilidad le limita en según qué movimientos, pero dentro eso cambia y la libertad que siente encima de la tabla hizo que se enganchase. Anna sufre de parálisis cerebral pero nada la detiene, por eso hace unos años gracias a Play & Train descubrió el surf. Cuando se sube a una tabla la invade una inmensa sensación de alegría y paz, y olvida de repente todas las preocupaciones que pueda tener. “En el mar los problemas no flotan, siempre tendrás una forma de fluir, de dejarte llevar”.

La vida de Gabriel se ha basado en la autosuperación y en buscar nuevos horizontes, porque nació con una enfermedad genética, el glaucoma. A día de hoy el surf se ha establecido como uno de los pilares con los que busca ir a más y demostrar a los demás que puede llegar lejos aún sin ver casi nada. Nos explica que “solo necesito que me canten para prevenirme de la ola, a partir de ahí ya intuyo cómo va a venir y soy yo mismo el que la disfruto”.