¿Compartirías tu Ford?

junio 6, 2016

Un Estudio de Ford entre más de 10.000 habitantes de Alemania, España, Francia, Italia y el Reino Unido revela que muchos europeos están dispuestos a compartir alguno de sus bienes con tal de ahorrar. Encuestas como esta corroboran un cambio sustancial en el comportamiento de los europeos: un 55% compartiría su coche a cambio de dinero, un 44% su teléfono móvil, y hasta un 17% compartiría incluso a su mejor amigo, su perro.

El consumo colaborativo está más de moda que nunca en nuestra sociedad moderna y Ford Motor Company quiere aportar su granito de arena con soluciones como Ford Smart Mobility. Un nuevo proyecto cuyo objetivo es no sólo establecer a Ford como una empresa de movilidad, sino también como una marca líder en conectividad, vehículos autónomos, experiencia de usuario, datos y analíticas.

Ford Smart Mobility también integra FordPass, una nueva plataforma de experiencia de usuario que debuta este año en Europa de la mano de prestigiosos partners como BP o Mobile City, empresa líder en su sector de pago móvil por estacionamiento. En Alemania sus usuarios podrán disfrutar de Ford Carsharing, un servicio ofrecido por la compañía de carsharing multipartner ‘Flinkster Carsharing’. Este nuevo modelo de consumo genera más de 13 billones de euros a nivel mundial, y se estima que puede generar oportunidades de negocio por valor de 293 billones de euros de aquí a 2025.

“La gente cada vez está más preparada para compartir sus posesiones y pertenencias. Desde tu smartphone, puedes tomar prestados los zapatos de marca de otra persona de manera fácil y rápida, utilizar su cortacésped o pasear su perro”, asegura Will Farrell, gerente de Innovación de Experiencia de Usuario de Ford Smart Mobility. “Cuando se trata de movilidad, ya sea a través de carsharing, trayectos compartidos o transportar paquetes para otros, ofrece flexibilidad y una alternativa potencialmente más económica y que ayuda a reducir el volumen de tráfico”.

Ford2016

El consumo colaborativo

A nivel europeo España lidera el ranking a la hora de dejar su propio coche, seguidos por Italia, Francia, Gran Bretaña y Alemania. Sin embargo a al hora de transportar personas o paquetes no estamos tan dispuestos en nuestro país; en este caso lo más dispuestos son los franceses, seguidos por los italianos, alemanes, españoles y británicos por último.

Los datos generales arrojan que los hombres y las personas jóvenes entre 25 y 34 años son los más interesados en el consumo colaborativo. El 78% de los encuestados también se muestran dispuestos a llevar a otras personas o paquetes en su coche. La tendencia está claramente marcada poniendo a la mayoría de acuerdo, un 72% utilizaría un servicio de carsharing, un 76% compartiría transporte, y un 73% disfrutaría con un servicio de plazas de estacionamiento. Las cifras hablan por sí solas y en Ford no han perdido el tiempo a la hora de ofrecer soluciones aplicadas en varios países. Ford Carsharing permite a los usuarios acceder a unos 3.600 vehículos de Flinkster desde ciudades medianas y pequeñas en una de sus 176 estaciones.

La capital de Reino Unido disfruta de varios servicios promovidos por Ford. En Londres, Ford ha establecido el sistema de carsharing GoDrive con estaciones en toda la ciudad, todas con estacionamiento garantizado. Ford también se ha aliado con CarAmigo, el primer mercado de alquiler de vehículos entre usuarios y, en 2015, Ford Credit llevó a cabo un programa piloto de seis meses que permitió alquilar sus coches a otros conductores.

Al otro lado del charco en Estados Unidos, Ford ofrece a sus empleados en Michigan la posibilidad de organizarse y compartir trayecto gracias al servicio Dynamic Shuttle. Otra iniciativa destacada de la marca es la implementación de la aplicación MyBoxMan dentro del sistema de conectividad SYNC 3 del vehículo. A través de ella, los conductores pueden hacer un dinero transportando los paquetes y envíos para otros usuarios.