El árbol genealógico de Ford Mustang: una familia de leyenda

marzo 11, 2016

Un recorrido en imágenes a través de su evolución, unido a una infografía espectacular que relaciona los pasos que ha dado el Ford Mustang desde su nacimiento hace 50 años, hasta el actual modelo.

¿Quieres ser un auténtico experto en un coche de leyenda como el Ford Mustang? Echa un vistazo a nuestro árbol genealógico, generaciones con más de medio siglo de historia que resumen el éxito de unos de los deportivos más deseados del mundo, el bólido que más veces ha aparecido en cine y televisión.

De 1964 a 1973, en busca del deportivo soñado

En 1961, el precursor del proyecto Mustang y entonces vicepresidente de Ford Motor Company, Lee Iacocca formó el Comité Fairlane, cuyo lugar de reunión fue el mismo hotel Fairlane, e iniciaron la búsqueda del coche perfecto. Como punto de partida debía ser ligero, sencillo, económicamente accesible, con las comodidades típicas de un deportivo europeo y buenos acabados. Para atraer la mayor cantidad de público posible, debía tener todas las opciones imaginables de accesorios para su personalización, como el tipo y color de carrocería, transmisión manual o automática, etc. En el primer día de lanzamiento, el 17 de abril de 1964, se registraron más de 20.000 pedidos, todo un éxito, pero lo mejor aún estaba por venir. Nacía el primer pony-car que después fue pionero de los llamados muscle-car y escribió un buen pedazo de la historia del automóvil.

Lee Iacocca, aprovechando la relación estratégica que tenía con Carroll Shelby (preparador de los potentes bólidos Cobra que llevaban motores y chasis Ford), le encargó la construcción de un Mustang de competición, un verdadero pura sangre. De esta manera, a mediados de 1965 sale la versión más salvaje del Ford Mustang, el legendario Shelby GT350. Este auto, creado sobre la base del modelo Fastback, también lanzado en 1965, fue la delicia de todos los corredores y aficionados a las emociones fuertes, que no tardaron en adquirirlo. De esta manera el objetivo de que existiera un Mustang de acuerdo al gusto de cada uno estaba cumplido.

Con el éxito alcanzado, los años siguientes sólo se dieron retoques al modelo presentado, algunos de ellos con extraordinarios resultados. Los cambios más radicales en cuanto a las dimensiones se dieron en 1967, con la consigna de alojar un motor más grande y potente, probablemente debido a la presencia de un nuevo rival: el Chevrolet Camaro. Nació el GT500, que sería el Mustang más significativo de los siguientes años.

De 1974 a 1978

El llamado Mustang II, basado en el Ford Pinto, cambia definitivamente su diseño. Reduce tanto el tamaño de su carrocería como el de sus motores, de 4, 6 y 8 cilindros, para reducir el consumo. Su interior se vuelve más lujoso.

1974_Ford_Mustang_II_CN7403-662

De 1979 a 1993

El Mustang entra en la era moderna, tanto, que su diseño perduró casi 15 años intocable. Fue un pionero en varias cosas: fue uno de los primeros coches en eliminar los paragolpes e integrarlos en la carrocería, en sumar una suspensión avanzada que sustituía los muelles por resortes del eje trasero, y en incluir un conjunto tipo McPherson delante. Heredaba la plataforma del Ford Fairmont. En 1986, aparece el primer Mustang con inyección electrónica en lugar de carburador.

De 1994 a 2004

En la década de los noventa el Mustang recibe una profunda renovación con líneas más aerodinámicas y deportivas, y presenta de nuevo una carrocería de grandes dimensiones. Aunque de entrada parte de la misma base mecánica que la tercera generación, en este tiempo surgen motores potentes que rememoran a sus antepasados originales como el Mustang Cobra R Windsor, que montaba un V8 de nada menos que 405 CV.

1996_Ford_MustangGT_coupe___1996-FORD-MUSTANG-GT-COUPE

De 2005 a 2015

Un nuevo cambio radical en su diseño, que retoma las líneas maestras del primer modelo de los 60, pero convenientemente puesto al día. De nuevo tiene una carrocería enorme y grandes y potentes motores, recuperando, más que nunca, el espíritu muscle-car de los inicios. Vuelven los V8 de más de 400 CV. Su aire retro fue todo un éxito.

De 2015… ¡Hasta el infinito y más allá!

Un nuevo giro radical en la historia del Ford Mustang, con el que este modelo se moderniza definitivamente. Dispone de motores V8, pero también un cuatro cilindros con la moderna tecnología EcoBoost que le permite una prestaciones y un sonido impresionantes, con un bajo consumo y reducidas emisiones, sin mermar un ápice su carácter deportivo. Sus nuevas suspensiones, las más sofisticadas que ha tenido nunca un Mustang, proporcionan un compromiso sorprendente entre dinamismo y comodidad. O, dicho de otro modo: el nuevo Ford Mustang sirve tanto para llevarlo al límite en un circuito retando (y venciendo) al cronómetro vuelta tras vuelta, como para realizar largos viajes con total comodidad en un habitáculo premium con unos acabados increíbles y el último equipamiento en conectividad. Sin duda, con el Nuevo Ford Mustang se recupera la leyenda.

El árbol genealógico del Ford Mustang

Mustang