El viaje diario al trabajo puede causar más estrés que la propia actividad laboral

mayo 6, 2015

Un reciente estudio de Ford ha dejado claro que para muchos trabajadores el recorrido en hora punta a la oficina es más estresante que la actividad laboral. La Entrevista a Trabajadores Europeos de Ford ha sacado a la luz que el 26% de los trabajadores que se desplazan en transporte público sienten estrés, frente a un 23% que se sienten más estresados en el propio lugar de trabajo.

Esta encuesta ha sido llevada a cabo en seis de las principales ciudades europeas. La conclusión es que una de cada tres personas ven como una gran fuente de nerviosismo estos desplazamientos al trabajo, por encima incluso de otras acciones como ir al dentista o mudarse de casa. De este completo trabajo de investigación se pueden sacar diferentes conclusiones muy interesantes. Aquí os resumimos los puntos más destacados y relevantes:

  • Las tres ciudades estudiadas donde se tarda más en llegar a trabajar son Roma (111 minutos de media), Londres (104 minutos) y Madrid (100 minutos)
  • Entre los habitantes que más estresante ven este desplazamiento diario destacan los romanos (57%), los londinenses (41%) y los parisinos (35%)
  • Si miramos por edades, solo el 10% de los trabajadores entre 18 y 34 años no ven estresante su viaje diario a la oficina. Y si nos acotamos a personas entre 25 y 34 años, son el segmento al que estos desplazamientos les parecen más estresantes (39%) e impredecibles (34%)
  • En todas las ciudades europeas que han sido estudiadas (Barcelona, Berlín, Londres, Madrid, París y Roma) quienes se desplazan al trabajo en tren o autobús son los que tienen más posibilidades de llegar tarde.

El responsable de presentar estos datos fue Andreas Ostendorf (vicepresidente de Sostenibilidad, Medio Ambiente e Ingeniería de Seguridad de Ford Europa) durante el evento Sustainable Brands de Barcelona. Ostendorf opina que “mucha gente tiene la sensación de haber pasado un día entero antes de que hayan puesto un pie en su oficina. La sociedad es cada vez más urbanita, las ciudades crecen en tamaño y población y necesitamos una infraestructura de transporte que pueda mantener el ritmo de ese crecimiento. Proteger la libertad de movilidad requiere algo más que más trenes, rutas y carreteras. Tenemos que trabajar juntos en una red de soluciones sostenibles e interconectadas”.

Con una serie de experimentos globales dentro del plan Ford Smart Moblity se quiere cambiar la forma en que se mueve el mundo. Puedes consultar este plan de nueva movilidad en estos artículos, donde existen ideas tan innovadoras como las nuevas bicicletas inteligentes de Ford.