La alta costura se viste con materiales de los nuevos vehículos Ford

febrero 27, 2015

En la Honk Kong Fashion Week, una de las pasarelas de moda más importantes del circuito de diseño internacional, una serie de jóvenes creadores ha creado una colección basada en materiales reciclados obtenidos de vehículos Ford.

Durante este evento diseñadores europeos y asiáticos han decidido llevar a cabo vestidos, chaquetas o faldas partiendo de, por ejemplo, fundas de asiento. Esta innovadora propuesta ha tenido lugar en torno a The Redress Forum: Ford Design Challenge. Un reto que nace como propuesta para apoyar el diseño sostenible y que ha sido ganado por la creadora sueca Amandah Andersson, que utilizó telas y fieltro de asientos de modelos como Mondeo o Kuga para sus propuestas. Consiguió elaborar su trabajo en apenas tres horas y se impuso a diez finalistas de diferentes países europeos, que habían participado en una nueva edición del premio EcoChic Design patrocinado por Ford.

Emily Lai, gerente de Diseño de Color y Materiales de Ford Asia Pacífico, se ha mostrado realmente satisfecha por la repercusión que en el mundo de la moda ha tenido esta acción. Ha declarado que “la sostenibilidad es un elemento clave de diseño de Ford y es tremendamente excitante ver cómo algunos materiales de nuestros coches tienen una segunda vida en la pasarela. Los diseñadores tienen el poder de afectar los residuos que se liberan al medio ambiente a través de sus diseños y del proceso de diseño, y pueden minimizar el impacto total a través del uso creativo de materiales y otras innovaciones. Todas las creaciones que hemos visto son innovadoras e invitan a la reflexión, y aplaudimos que los participantes se hayan prestado a asumir el reto”.

La relación de Ford con la sostenibilidad y la eficiencia es clave desde hace muchos años. Por ejemplo, desde 2000 Ford ha reducido su uso total de agua en la fabricación de vehículos a nivel global de 64 millones de metros cúbicos a 24 millones de metros cúbicos, ha trabajado con empresas como Heinz investigando en el desarrollo de materiales y compuestos reciclables para sus vehículos, como pueden ser las fibras de tomate. E incluso se ha volcado en reducir los residuos y el consumo de energía gracias a materiales tan variados como botellas de plástico, algodón, kenaf, paja de trigo, semillas de soja o aceite de ricino.

Todo este tipo de proyectos tienen su visibilidad al final en la implicación en eventos culturales internacionales como el que aquí contamos. Para Christina Dean, fundadora y CEO de Redress, “el envío de residuos a vertederos es un gran problema al que se enfrenta nuestro planeta. El Redress Forum: Ford Design Challenge ha sido una gran demostración de cómo el diseño sostenible es tan relevante para la moda como para la industria de la automoción”.