Las mil ventajas de usar una Pick Up como un turismo

abril 29, 2019

Sabemos que puede que no parezca un turismo, pero tampoco se acerca a la imagen que tenemos de un camión, ¿verdad? Pues así es como se consideraba hasta hace nada que la DGT publicó la instrucción correspondiente. Ahora puedes hacer muchas más cosas con tu pick up Ford Ranger: te explicamos cuáles.

Quizá eras de los que estabas enamorado hasta las trancas de la Ford Ranger (lógico, por otra parte), pero no te decidías a poner esta pick up en tu vida debido a las limitaciones asociadas a estos vehículos. Eso se acabó, ya que la Dirección General de Tráfico decidió liberarlos de sus restricciones cambiando su consideración a la de turismos. Como tales, pueden circular a 120 km/h, en lugar de ajustarse a los 90 anteriores. Y hay todo un mundo de posibilidades mucho más allá de la velocidad máxima a la que le está permitido marchar.

 

¿Qué es una pick up?

La principal particularidad de un modelo como tu Ranger es su carrocería: la parte destinada a la mercancía se encuentra separada de la cabina y, normalmente, a cielo abierto. Hasta ahora, esta característica hacía que el Reglamento General de Vehículos los englobase en el mismo saco que los camiones. Pero no se tenía en cuenta su posible faceta dedicada al ocio y, sobre todo, la peculiaridad de sus formas. Una directiva (2007/46/CE) del Parlamento Europeo y del Consejo lo subsanó, definiendo los vehículos para su homologación en función de su carrocería y recogiendo las pick up de manera independiente y diferenciada.

La DGT lo trasladó a la Instrucción 17/TV-97. Ahora, hablamos de vehículos “cuya masa máxima no es superior a 3.500 kg, en los que las plazas de asiento y la zona de carga no están situadas en un compartimento único. Así, su configuración, uso y prestaciones se enmarcan dentro de las propias de un turismo: una pick up de obedecer las mismas normas de circulación que éstos, siempre que no supere los 2 metros de altura. Por lo tanto, un Ford Ranger (con 1,80 m):

  • Puede utilizar los carriles habilitados para la marcha en sentido contrario al habitual.
  • Cambia su orden de preferencia en ausencia de señalización (pasaría en 7º lugar; antes, en 6º).
  • Ha de atender las señales referidas a los turismos en las zonas prohibidas y permitidas para los adelantamientos.
  • Cuenta con otros niveles de servicio en situaciones de vialidad invernal (si antes debía parar cuando la circulación por ciertas zonas estaba vetada a los camiones, ahora puede continuar por los carriles y áreas habilitadas para los turismos).
  • Puede usar los carriles VAO.
  • Y, por supuesto, su velocidad máxima permitida es de 120 km/h.

Atento a la ITV de tu pick-up

Ten en cuenta que “lo anterior no afecta en ningún caso a las obligaciones fiscales o de paso de las ITV que se puedan derivar de su clasificación formal como camión por criterios de construcción en el Registro de Vehículos”. Con este párrafo, la DGT quiere decir que seguirás pasando la inspección técnica como si la pick up fuera un vehículo industrial (más cara, por tanto, que la de un turismo): cada dos años hasta los seis, anualmente de seis a diez y, a partir de ahí, visitarás la ITV cada seis meses.