Los primeros conductores del Nuevo Ford Mustang están entusiasmados

noviembre 12, 2015

El proceso hasta conseguir que por fin, después de muchas décadas, un Ford Mustang se lance en España, ha sido todo un reto. Por eso no podíamos dejarlo pasar por alto: Social.Ford se ha puesto en contacto con algunos de los primeros compradores de este nuevo Pony Car, para conocer sus primeras impresiones. El resultado no podía haber sido más gratificante.

El Nuevo Ford Mustang es un modelo que ha hecho esperar su llegada a Europa, más de cincuenta años, pero la espera ha merecido la pena. ¡Había muchas ganas! Tantas que fueron muchos aficionados españoles los que adquirieron el vehículo el pasado febrero tras haberlo visto solo en fotos y vídeos. Los primeros conductores en recibir el vehículo solo tienen palabras de elogio hacia el modelo emblema de los muscle car, un modelo legendario de Ford que ha superado todas las expectativas. Eso sí, de entre todos los parabienes que le han dirigido al coche, todos coinciden en que es un vehículo que atrae muchas miradas, tantas que provoca situaciones harto curiosas.

Son muchas las sensaciones vividas, según nos han comentado, durante el todavía corto espacio de tiempo en que han podido disfrutar de su nuevo Pony Car. Cuando uno se pone al volante por primera vez “es difícil explicar con palabras lo que se siente” según nos indica Ángel Trigueros“Me llamaron del concesionario cuando llegó y fui ese mismo día a verlo. No podía aguantar más”. La sorpresa se la llevó cuando tres días después fue a recogerlo, una vez estaba cumplimentada toda la documentación. “Lo encontré subido en una especie de escenario, para que todo el que entrara lo viera. De hecho había varias personas alrededor observándolo. Te puedes imaginar mi cara cuando lo vi allí arriba”, nos dice. “Y cuando me subí aluciné. Era más de lo que me esperaba. Dediqué más de una hora en aprender el funcionamiento de todos y cada uno de los sistemas con los que cuenta”. Cuando Ángel salió del concesionario se fue directo a su casa en Utrera con ganas de enseñarlo a los amigos y familiares, un trayecto de 20 minutos que se le hizo corto.

Otros compradores, sin embargo, tuvieron menos suerte el día del estreno. José García Serrano recogió el coche un día lluvioso, por lo que apenas duró nada limpio. “Lo primero que hice al día siguiente por la mañana, fue lavarlo”V. Peláez, que corrió la misma suerte, se lo tomó con filosofía: “Así bautizamos el coche”.

Alejandro González fue a enseñarlo a los amigos, y a celebrar que ya tenía el coche que había deseado cuando lo veía en Estados Unidos, mientras realizaba viajes con sus padres: “Me fui a tomar algo al centro de Madrid con los colegas, y aunque a algunos les pueda extrañar, ¡lo dejé en la calle esa misma noche!”. Por su parte, Juan Carlos Vázquez tenía tantas ganas de comprobar su rendimiento, que salió del concesionario haciendo un burn out, es decir, quemando rueda.

En el caso de V. Pelaez cabe destacar que fue a principios de 2014 cuando comenzó a buscar coche. “Siempre tuve un vehículo de segunda mano, y el que tenía estaba ya bastante ‘cascaillo’. Vi que era el momento no solo de hacerme con un coche nuevo sino con uno que de verdad me llenara. Fue entonces cuando comencé a buscar. Y no encontré nada que me convenciera, así que dejé de buscar. Sin embargo, cuando me enteré de que el Ford Mustang llegaba a Europa no tuve duda, sabía que ese era el coche que quería tener. Y cuando salieron los precios, se pasaba por poco del presupuesto, pero merecía la pena”, por lo que no tuvo duda.

mtng

Anécdotas de lo más diversas

Se nota que es un vehículo novedoso en nuestro país. Nuestros protagonistas pueden contar muchas historias vividas a bordo del Ford Mustang. No hay quien se atreva a salir sin peinar de casa, o con una camisa sin planchar, puesto que no son pocas las fotografías que les han hecho al vehículo: con ellos dentro, en un semáforo, detenidos en un Stop, o circulando en carretera. Casos curiosos hay para dar y tomar.

V. Pelaez dice que desde que conduce el Ford Mustang tiene «la suerte de que todo el mundo te deja pasar”. Es en estos momentos en los que uno se da cuenta de lo indiscretos que podemos llegar a ser las personas: “He tenido que enseñar el coche varias veces. Cuando voy hacia él estando aparcado o después de repostar me encuentro a gente mirando, y ya son varios los que me han pedido que se lo enseñe por dentro”.

Hay quien ha tenido un encuentro inesperado con la Policía Nacional“La primera ruta larga que hice fue hasta Castilla y León, y cuando estábamos en Madrid una patrulla de la Policía se nos puso a nuestra misma altura en la autovía, nos miraba mucho y no sabíamos qué pasaba. Al rato nos pidió que bajáramos la ventanilla, y ¡me pidieron que le pisara fuerte para escuchar el motor!”, según nos comenta Ángel Trigueros. Además, indica que en Utrera, su pueblo natal, ya le ha pasado que al poner marcha atrás y mirar por la cámara de aparcamiento, había alguien que estaba con el móvil echando alguna foto o grabando.

José García Serrano también sabe lo que es salir en algún vídeo“Ya he visto a varios copilotos grabando con el móvil mientras circulaba, o que en un semáforo me pidan que pise bien el acelerador y salga fuerte para escuchar cómo suena el motor a fondo”. A Juan Carlos Vázquez incluso le han parado por la calle“Me preguntan todo del coche: qué modelo es, dónde lo he comprado, por cuánto sale, qué motor lleva, cómo funcionan algunas cosas… El mío es rojo y es muy llamativo, y eso se nota. He estado en un semáforo de varios carriles, y el que estaba a mi lado ha esperado a que salga para grabarme. Me ha pasado de todo”.

mtng3

Expectativas superadas

Con las opiniones que hemos recogido, el nuevo Ford Mustang no solo cumple con las expectativas sino que las supera. Hay que recordar que los conductores formalizaron la adquisición en febrero, cuando el coche aún no había llegado a los concesionarios europeos, y rubricaron la compra sin poder tocar el modelo. Ángel Trigueros no tiene duda, “le doy un once. El coche es mucho más de lo que me esperaba. Todos coinciden en que uno necesita un tiempo de adaptación, por su perfil y posición de conducción, pero cuando se va al volante solo se puede disfrutar. El Mustang infunde respeto, como señala Ángel Trigueros: “Al principio iba justito, tenía que cogerle las distancias y acostumbrarme al morro tan alto que tiene. He cogido coches con el morro muy largo pero nunca con el capó tan alto”. Pero con el paso de los kilómetros “ya me he acostumbrado”.

José García Serrano no duda: “Supera las expectativas, sobre todo por el control de tracción. No esperaba que la dirección y la tracción fueran tan buenas, tiene buen paso por curva y eso en un coche americano sorprende puesto que siempre se les ha criticado. Está muy logrado en general. Y en la conducción no he notado ninguna diferencia con respecto a los coches tradicionales europeos”. Por su parte, V. Pélaez también se llevó una grata sorpresa con su Ford Mustang: “Había visto vídeos y no esperaba que fuera tan grande”.

Mucho cuidado con el coche

En cuanto al cuidado, todos coinciden en que conservan su coche con especial esmero. José García Serrano dice que lleva tres bayetas: “una para el navegador, otra para los cristales y otra para la carrocería. Y cada vez que le hago kilómetros y paro a echarle gasolina, aprovecho para echarle agua y le paso la bayeta”. Ángel Trigueros dice que “el coche duerme en la cochera de mi casa”, pero admite que se ha alquilado “otra cerca del trabajo para no dejarlo en la calle”. Y es de los que se tiran hasta 10 minutos en un garaje público buscando la plaza más amplia en la que dejar el coche. Algo similar le pasa a José García Serrano pues cuando lo deja en un aparcamiento busca el sitio más adecuado: “Doy varias vueltas e intento dejarlo entre una columna y un coche nuevo, porque entiendo que el dueño también se va a cuidar de no darle al entrar y salir de su coche”.

Finalmente, en cuanto a las rutas deseadas para conducir el nuevo Ford Mustang, también hay disparidad. Juan Carlos Vázquez está deseando poder hacer unos giros en el Circuito de Jerez. Es de Sevilla, le queda cerca, y ya se conoce el circuito. Por su parte, José García Serrano nos revela que le gustaría hacer la Ruta 66. Preguntado sobre si lo haría con un Ford Mustang nuevo o uno de primera generación, se decanta por uno nuevo, “por su comodidad”. En el caso de V. Pelaez nos señala que le gustaría poder conducirlo por Alemania, «por una de esas autovías sin limitación de velocidad, y eso que no soy de pisar mucho el acelerador, aunque me apetece darme el gusto. También una buena ruta para conducir y disfrutar son los Alpes o los Pirineos”.