¿Quién es Mark Fields?

febrero 10, 2015

El presidente mundial de Ford es uno de los ejecutivos y hombre de negocios más importantes del planeta. En su currículum cuenta con datos curiosos que reflejan la personalidad de uno de los grandes perfiles de la industria del automóvil. En Social Ford te acercamos a la ‘intimidad empresarial’ de Fields aprovechando su reciente visita a España.

Los primeros pasos

Ford vivió un gran cambio en su cúpula en 2014. Tras casi ocho años como CEO liderando la estrategia global One Ford, Alan Mulally , anunciaba su retirada de la compañía. Ford apostaba entonces por Mark Fields como nuevo CEO mundial. ¿Cuáles eran las claves que convertían a Fields en el perfil perfecto para gestionar a más de 185.000 empleados y 62 plantas en todo el mundo?

En primer lugar, los conceptos básicos: Mark Fields nació en 1961 en Nueva Jersey (hogar de Bruce Springsteen, Bon Jovi o Los Soprano), estudió en la Universidad de Rutgers (la mayor institución educativa del estado, que presume de ser el lugar de nacimiento del fútbol americano universitario en 1869) y más tarde en la prestigiosa Harvard Business School. Se incorporó a Ford en 1989.

Antes de ser designado para ejecutar operaciones en América del Norte para Ford en 2005, Fields trabajó para Ford Europa y para grupos de automóviles de lujo, que incluían a Volvo, Jaguar y Land Rover. Incluso fue presidente de Mazda entre 2000 y 2002 en el periodo en que  esta compañía formaba parte del grupo Ford.

Mark Fields

El gran logro

Mark Fields supo gestionar y ejecutar grandes operaciones en América del Norte para Ford a través de los agotadores años de la crisis financiera. Lideró una reestructuración en la compañía de Detroit, gracias a la cual fue una de las pocas compañías estadounidenses que no solo no tuvo que ser rescatada por el gobierno, sino que Ford emergió como un actor global rentable y en crecimiento que iba a ayudar a la recuperación económica.

El Wall Street Journal lo definió como “el líder del re-pensamiento espiritual de Ford”. Y es que en 2006 fue el encargado de liderar una reforma cultural en la empresa. A la pregunta de ‘¿por qué había que hacer un cambio tan duro?’ tras unos cambios muy drásticos en la estructura de la compañía, Fields respondió al WSJ que “necesitaba hacer que la gente se pusiese en movimiento, en marcha, descartar por completo pensamientos del tipo ‘esto no tiene remedio, acabará pasando’ que son tan negativos para el progreso y la creatividad”.

El libro de cabecera

Si hay un ensayo económico, un libro principal en la educación económica de Mark Fields, es “El Dilema del innovador” de Clayton Christensen. Profesor de Harvard famoso por iniciar las teorías sobre la innovación disruptiva, en las que Christensen define por qué las grandes empresas no innovan y cómo solucionarlo.

Fields lo toma como cabecera porque en diferentes entrevistas avisa del peligro de que las compañías no tomen riesgos. Coge como ejemplo a seguir la innovadora apuesta de Ford por la tecnología EcoBoost de motores más pequeños, más potentes y con mejor economía de combustible.

Mark Fields opina que hay que escuchar a los clientes y usuarios, pero sin duda es igual de importante tener personalidad para innovar y salirse de la zona de confort. Cuando se le ha preguntado por una cita histórica que destacaría para definir la compañía que preside, destaca una frase que también se incluye en el libro del Sr. Christensen y que pertenece a Henry Ford:

«Si hubiesen preguntado a la gente lo que querían habrían dicho: los caballos más rápidos».

Henry Ford no se quedó solo con la opinión de la gente y apostó por inventar algo mucho mejor para el transporte que los caballos. Y el resto es historia…

Mark Fields