¡Viste como quieras tu nuevo Ford GT!

julio 18, 2016

El nuevo Ford GT es absolutamente personalizable. Los fans de Ford pueden seleccionar el color de la carrocería, el del recubrimiento de la fibra de carbono y, por primera vez, el de las pinzas de freno entre una amplia gama de colores disponibles.

Los colores elegidos para el Ford GT buscan destacar las líneas de innovación y tecnología presentes en el bólido, dejando al descubierto las altas prestaciones que ofrece. Por primera vez en Ford, las pinzas de freno Brembo de seis pistones monobloque están disponibles en cinco colores para poder combinar los tonos del GT a gusto del conductor: negro, plata, azul, naranja y rojo. Además, el recubrimiento para los componentes de fibra de carbono también se ofrece en diferentes opciones cromáticas.

En cuanto al color de la carrocería, se ha pensado una gama cromática de tonos brillantes y vivos que realzan el diseño y la potencia del súper coche, rindiendo homenaje a la tradición de competición Ford e incluyendo, entre los ocho disponibles, el color presentado en el North American Auto Show 2015, un Azul Líquido que causó gran interés.

El gerente de diseño de color y materiales de Ford, Barb Whalen, afirma que “hemos caminado por una fina línea con el color y materiales de este vehículo, infundiendo energía a través del uso del color y el equilibrio y, a la vez, trabajando para conservar el atractivo salvaje de un coche de altas prestaciones. Todo en el nuevo Ford GT ha sido diseñado intencionadamente para expresar las altas prestaciones definitivas”.

Ford-GT-Blanco-Rojo

 

Materiales y detalles de altísimas prestaciones

Uno de los componentes estructurales del Ford GT es la fibra de carbono, que anteriormente solo se utilizaba como elemento decorativo en vehículos de altas prestaciones. A través del panel de instrumentos, la fibra de carbono está visible, mientras que en el exterior se ofrecen acabados de pintura mate, brillo o Negro Sombra para recubrir los acabados de este material, mostrando un aspecto más dinámico y la posibilidad de personalizar el vehículo a gusto del conductor.

Todas las formas y detalles del Ford GT están pensadas para cumplir una función, incluso en su interior. El color es utilizado de manera delicada, aplicado sutilmente en los asientos de la parte trasera y en el panel de instrumentos del pasajero creando un perfecto equilibrio visual con el exterior del coche al abrir la puerta. Destacan los acabados satinados, que se van intensificando a medida que se integran en la zona de los pasajeros, lo que ayuda a disminuir las distracciones al volante. Los asientos mantienen un diseño horizontal, añadiendo amplitud visual a un espacio reducido. Su tapizado Alcántara se escogió tanto por su elegancia como por su ligereza.

 

Última tecnología y cuidado en todas sus piezas

En cuanto a las características de sus piezas, contiene discos de carbono cerámico que son muchísimo más ligeros que los de acero forjado. El tacto y firmeza del pedal de freno está mejorado, ya que incluye un sistema de frenado con tecnología derivada de discos de carbono de la Fórmula Uno, pensado para una baja circulación de fluido; y para poder adecuarse a todas las condiciones que pudieran surgir a la hora de la conducción, Ford y Brembo han optimizado el sistema de refrigeración ofreciendo un rendimiento excelente.

En palabras del presidente y consejero delegado de Brembo, Dan Sandberg, «el Ford GT representa la culminación del súper coche americano».